Press "Enter" to skip to content

“Luna Creciente”, el espacio que regala oportunidades y acaricia almas

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-El centro de hipoterapia que funciona en la laguna, está pensado para personas con capacidades diferentes

Todo empezó un 21 de septiembre de 1999. En ese momento, nadie imaginaba todo lo que se lograría. A la distancia, eso tiene el doble de valor por varios motivos.
Es el centro de hipoterapia “Luna Creciente” que funciona en la laguna. Daniel Bertora, referente del lugar, brindó detalles sobre este espacio que acepta a todos de manera gratuita.
“Hace 20 años que Luna Creciente ofrece la actividad de equinoterapia, hipoterapia, rehabilitación ecuestre. La terminología puede ser variada, pero la actividad es una.
¿Cuál es la actividad? Es permitirle a personas, niños, jóvenes, adolescentes, adultos con discapacidad subirse arriba del lomo de un caballo”, dijo. Si eso no se puede, realizan “algún trabajo desde el piso”.
Daniel contó que el movimiento en el lomo del caballo se transmite al jinete, desde la columna hacia el cerebro y eso “como que reorganiza la actividad corporal”. Todo esto manejado por un instructor, con el aval del médico de cabecera para que “mejore la calidad de vida de la persona”.
Según indicó, funciona “como complemento a todo lo que los demás, los chicos, los adolescentes, hacen desde los distintos estímulos de los profesionales fonoaudiólogos, terapista ocupacional, kinesiólogos”, que cuidan a las personas con discapacidad.
Además, remarcó que “detrás de Luna Creciente hay un montón de laburo, institucional y físico real”. Por eso agradeció a los profesionales y los padres. “Nos ayudan mucho a proponerles cosas, tanto de lo pedagógico como de lo físico, como de los estímulos”, agregó para los segundos.
De acuerdo a sus palabras, cuando se trata de personas con capacidades diferentes es importante “generar expectativas que sean sostenibles en el tiempo”. “O sea, uno cuando ofrece algo tiene que tener la seriedad de pensarlo, al menos”, reforzó.
“Somos fanáticos de la actividad, somos fanáticos del lugar donde estamos”, expresó. Y a ese sector de la laguna lo calificó como “maravilloso”.
“Desde un comienzo, Luna Creciente se propuso ofrecer la actividad en forma gratuita. Y gracias a Dios, a través de gestiones y el Gobierno de la Provincia que nos da muchísima ayuda, la seguimos mantenido”, redondeó.
Las clases empiezan en marzo. Para más información se puede visitar las páginas de Facebook e Instagram, o llamar al 51-0082.

Daniel Bertora.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin