Press "Enter" to skip to content

Mensaje de Eugenia Gil, preparado para el acto que por las razones conocidas, se suspendió

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-En el marco del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia

Estimados Bragadenses, queridos vecinos:
Cada 24 de marzo se conmemora en nuestro país el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia para recordar a las víctimas de la última dictadura militar, proceso que se inició el 24 de marzo de 1976 a través de un golpe de Estado que depuso al gobierno constitucional de María Estela Martínez de Perón.
Siempre es duro y difícil recordar el 24 de marzo, donde un grupo de inescrupulosos tomó por las armas el Estado, generando muerte.
Fueron épocas, para no olvidar y deben servir para reflexionar, no solamente el 24 de marzo, sino todos los días.
Las personas, somos seres históricos; tener una memoria colectiva implica poseer recuerdos compartidos de nuestra historia para saber qué es lo que queremos y qué es lo que no queremos que se repita en nuestro país.
El avasallamiento a los derechos humanos, dejó un saldo de treinta mil personas desaparecidas, cientos de niños apropiados y despojados de su identidad.
Debemos destacar que en medio de esa noche, hubo quienes se animaron a levantar la voz.
Esa nefasta época fue superada con esfuerzo y con dolor, llegando al fin la democracia para comenzar a saldar deudas y dolores, fueron enjuiciados, de tal manera como no sucedió en Nuremberg y fuimos ejemplo en el mundo.
El Presidente de ese Momento, Raúl Alfonsín, de la recuperación democrática, nos dejó un mensaje, una referencia para la acción política, un defensor de las democracias, ejerció un liderazgo político y ciudadano.
Son esos liderazgos los que nos permiten afrontar todas y cada una de las dificultades de un pueblo.
Tenemos grandes desafíos todos los días, todavía nos quedan deudas y dolores, mucho por aprender, como ciudadanos debemos ser la expresión de la vida, de la paz

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin