Press "Enter" to skip to content

Nuestra reflexión sobre el Día del Animal

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Para los humanos esto de estar encerrados es un caos. Nos afecta mucho en la vida cotidiana. El deseo de cada ciudadano sabemos que es salir y retornar a su vida laboral, familiar, con sus amistades…
Lo que muchos no saben o no entienden todavía es que deberíamos hacer cambios: Cuidar nuestro ambiente, nuestras plantas y animales para que no estén en peligro de extinción.
Y la verdad, si lo pensamos, hoy en cuarentena, no podemos comparar el sufrimiento nuestro que no es para toda la vida con el sufrimiento de aquellos animales no humanos que perdieron y pierden sus vidas encerrados para ser un entretenimiento de las personas, mejor dicho nuestro entretenimiento.
Nosotros, encerrados, nos hacemos esclavos de la tecnología, pero los animales son esclavos del humano.
Ahora si nos ponemos en su lugar, ¿qué sensación tendríamos? Miedo, estrés al no poder estar en mi lugar donde nací.
Al separarme de mi familia y al saber que mi vida sería en rejas, o en collares y maltrato, moriría por la angustia.
¿Por qué mejor tomamos la decisión de que los animales sean libres como nosotros, porque la mayoría no son de compañía.
Ellos: No son entretenimientos; No son juguetes.
Si me preguntan qué propondría o me gustaría hacer bueno: Yo lo que haría, sería abrir las jaulas, romper las cadenas para que los animales no humanos puedan caminar, volar, nadar, ir hacia la libertad, soñando con una convivencia armoniosa entre ellos y nosotros

Lencina Vanina
Moreyra Jonathan
Alumnos de 5° año

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin