Press "Enter" to skip to content

¿Quién es Violini, el juez que quedó en la mira por la liberación de presos?

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-El juez negó que se les esté otorgando la prisión domiciliaria a detenidos por delitos aberrantes

El juez de la Cámara de Casación Penal bonaerense Víctor Violini, salió a defenderse luego de ser señalado como el que permitió la liberación de 2300 presos en la provincia, negó ese número y aclaró que no autorizó que algún condenado por un delito grave pueda sumarse a la prisión domiciliaria.
Violini negó que se les esté otorgando la prisión domiciliaria a detenidos por delitos aberrantes, aunque reconoció que si el nuevo coronavirus ingresa a las cárceles se contagiarán todos los internos y eso hará colapsar el sistema sanitario.
“De ninguna manera. En delitos graves no otorgo arresto domiciliario, sino que lo mando a la instancia para que el juez a cargo lo valore. No sé de dónde salió ese listado de 2300 liberados que está circulando. Las pautas fueron para delitos leves. Los que cometieron delitos graves, con violencia o los de género no salen”, lanzó el magistrado oriundo de La Plata.
Durante los primeros días de abril, Violini consideró aceptables los argumentos de los 19 defensores generales de la provincia de Buenos Aires, quienes exigieron mediante un habeas corpus la liberación de un grupo de reclusos considerados “población de riesgo”, tanto en cárceles como en comisarías, en donde la principal razón esgrimida fue el posible ingreso del coronavirus a los penales provinciales. El 23 de abril, el magistrado firmó el pedido colectivo y todos fueron liberados.
Tras el fallo, la máxima instancia penal de la provincia de Buenos Aires comenzó a recibir hábeas corpus originarios que saltean a los jueces de Garantías y a las cámaras penales, donde está el mayor dique de contención que evita la salida masiva de detenidos. Y en este sentido, Violini aseguró que “de los 300 habeas corpus que se presentaron salieron 20 favorablemente”.
Asimismo, en declaraciones a Radio La Red, se defendió de las críticas y justificó su decisión. “Soy juez y tengo que preservar la vida. Además de ser juez soy abogado y el bien jurídico número uno es la vida”, argumentó. Y advirtió por las consecuencias de la sobrepoblación carcelaria durante la pandemia: “En las cárceles de la Provincia hay una capacidad de alojamiento para 24 mil presos cuando hoy ya tenemos 50 mil. Si el coronavirus ingresa a las cárceles y lo va a hacer, tardará entre un mes y medio y dos meses en infectar a todos los internos”.
Si eso pasa, alertó, “les tengo que dar asistencia sanitaria, y para hacer eso los tengo que sacar, porque en los penales no tengo manera de asistirlos. Esto nos haría sacar a 50 mil infectados de las cárceles. Ahí explota el sistema sanitario de todo Buenos Aires”.

EL CASO DEL VIOLADOR
Consultado acerca del caso de un hombre acusado de violación que recibió el beneficio del arresto domiciliario en los últimos días, el juez explicó: “Ese fue uno de los primeros habeas corpus que salieron antes de la resolución colectiva”. Y añadió: “Nosotros le pedimos un informe al Servicio Penitenciario Federal (SPF) sobre el estado físico del interno, porque el único dato que teníamos es que estaba dentro del grupo de riesgo porque tiene 67 años. El habeas corpus que presentó la abogada dice que no está alojado en el SPF, sino en una comisaría de Burzaco, hacinado, sin tratamiento médico, sin elementos de higiene y que sufre hipertensión, neumonía y osteoporosis, lo que lo mantiene postrado, sin posibilidad de caminar”.
Este detenido, agregó, “tiene prisión preventiva desde octubre de 2019”. “Los parámetros para darle o no el arresto domiciliario no los puedo controlar, yo se los mando a los jueces. Por eso en este caso hicimos lugar al habeas corpus pero lo mandamos a la instancia, solicitando al juez que resguarde a la víctima y que informe en forma inmediata la decisión adoptada. Quedó en manos del juez de Lomas de Zamora, quien tiene que constatar todo. Yo estoy en La Plata, no en Burzaco”.
De perfil alto, Violini, único miembro de la Sala de Casación que integra, había saltado a escena a fines de marzo cuando permitió que los reclusos del Sistema Penitenciario Bonaerense (SPB) tuvieran celulares en los penales provinciales. También les otorgó ese beneficio a quienes están alojados en las comisarías.
En su cuenta de Twitter, criticó a Mauricio Macri y a María Eugenia Vidal y enalteció la gestión del ministro de Economía Martín Guzmán. Todo en un mismo tuit. Y hace menos de un año, retuiteó una publicación de Cristina Fernández de Kirchner, en la cual la ex presidente compartió una entrevista que justamente lo tenía a él como protagonista, criticando a la Justicia de Comodoro Py. (DIB) FD

El juez de la Cámara de Casación Penal bonaerense Víctor Violini. (Archivo)
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin