Press "Enter" to skip to content

Comercios de la región reclaman autorización para reabrir sus puertas

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Bajo la leyenda «Necesitamos trabajar», comerciantes de ciudades vecinas pidieron durante el fin de semana a las autoridades municipales que se flexibilicen las restricciones que desde hace más de un mes impiden la venta al público presencial de productos «no esenciales».

Con la consigna «Necesitamos trabajar» impresas en vidrieras y persianas, comerciantes de la región reclamaron el fin de semana, el permiso de sus autoridades municipales para reabrir sus puertas, con las correspondientes medidas sanitarias preventivas del coronavirus.
Letreros similares se hicieron presentes en locales comerciales de 9 de Julio y Junín, que se dedican a los rubros considerados «no esenciales», como indumentaria o calzados, entre otras.
Entretanto, en Chivilcoy comienza hoy a funcionar la habilitación para obras privadas, peluquerías y consultorios de kinesiología, bajo sistemas de turnos y condiciones sanitarias específicas.
El pedido por la reapertura de locales hizo ruido en Junín, en donde el sábado por la mañana, con sede en la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires (UNNOBA), se realizó una reunión con los principales actores políticos e institucionales del distrito, entre ellos, el intendente Pablo Petrecca y su antecesor (y actual ministro de Transporte nacional) Mario Andrés Meoni.
También estaba convocado el histórico intendente radical, Abel Paulino Miguel, quien se excusó de participar por pertenecer a la franja etaria considerada de riesgo frente a la pandemia, aunque expresó su predisposición a colaborar, a través de una misiva.
La consigna que atravesó de cabo a rabo el encuentro fue la misma: preparar las condiciones para una mayor apertura de la economía. Y el destinatario directo, el jefe de la comuna.
En 9 de Julio, por su parte, alrededor de 180 comerciantes se sumaron a la campaña «Necesitamos trabajar», según precisó El Regional Digital. En este caso, el intendente Mariano Barroso recibió directamente el pedido de reabrir los locales a la atención al público, teniendo en cuenta que la alternativa de venta online no está dando los resultados esperados.

Comercio de 9 de Julio reclamó el fin de semana permiso para reabrir sus puertas.
Más de 180 locales comerciales nuevejulienses se sumaron a la consigna «Necesitamos trabajar».
En Junín, comercios de rubros «no esenciales» reclaman abrir sus persianas con medidas sanitarias por la cuarentena.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin