Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “La historia nacional pasa muy cerca de todos nosotros…”.

La Calle navegaba sin ideas, respecto al contenido de este espacio diario. En ese momento, alguien muy cercano a nuestro largo confinamiento, recordó el día de hoy como muy importante y tenía toda la razón. Es que fue el 7 de mayo de 1919 cuando se produjo el nacimiento en Los Toldos (General Viamonte), de María Eva Duarte, la menor de cinco hermanos, hijos de Juana Ibarguren y Juan Duarte.
Vvvvvv

Evita fue la más chica de los hijos. Le precedieron Blanca, Elisa, Juan y Erminda, quien murió en 2012, es decir, sobrevivió a la bien llamada “abanderada de los humildes”, que dejó de existir a los 33 años, el 26 de julio de 1952. Aun así, su tarea por la justicia social le aseguró un lugar en la historia y, sobre todo, en el corazón del pueblo.
Vvvvvv

La Calle podría escribir muchas cosas en homenaje a Evita, todas favorables. Sin embargo, para ella la existencia no fue un lecho de rosas. Tenía solo 15 años cuando desde Junín se trasladó a Buenos Aires, donde abrirse paso le costó mucho. En 1944, cuando el terremoto de San Juan, tuvo oportunidad de conocer al Coronel Perón, en un festival benéfico que se hizo en el Luna Park.
Vvvvvv

A partir de allí fue la llama inspiradora de un movimiento social que, olvidando sus propios dolores, le permitió trabajar sin descanso por los desposeídos de un país rico, pero sin equidad social. No solo aportó a la proyección de Perón como líder, sino que trabajó cada día por mejorar la situación de injusticia de millones de argentinos, a partir de haber sufrido las necesidades y el olvido en carne propia.
Vvvvvv

Se han hecho películas sobre su vida, algunas positivas y otras marcando sus flancos débiles, sin que tuviera oportunidad de defenderse. Suelen ser los pecados de los historiadores que se abusan de su supuesto poder. Para La Calle, la película argentina que lleva su nombre, con Esther Goris en el papel principal y Víctor Laplace personificando a Perón, es un reflejo ajustado a la realidad de lo que fue su breve paso terrenal.
Vvvvvv

Evita tuvo familiares en Bragado y, por eso, en muchas ocasiones visitó nuestra ciudad. Un tío suyo, Prudencio Ibarguren, tuvo que ver con la construcción del Club Porteño y una placa lo recuerda. Fue el primer club que hubo en nuestra ciudad y en cada 1ro.de mayo se recuerda el acto fundacional. Hace largos años, ese día con organización de “Tinucho” Bartolomé y Angelito Mingorance, se realizaba una competencia de atletismo, antes del tradicional almuerzo.
Vvvvvv

En el tramo final de su vida Evita sufrió intensos dolores debido a su enfermedad. Antes de morir, pidió al General por los pobres; “ellos no traicionan nunca”, le aseguró. En Julio del 52, llovió por varios días y a la gente no le importó, haciendo colas interminables para despedirla. A más de un siglo de su nacimiento, puede asegurarse que “se mantiene viva en el alma de su pueblo”.
Vvvvvv

Es que su lucha mantiene plena vigencia. En todo caso, lo que sería justo es pedir perdón por no haber hecho más en cumplimiento de su legado por la justicia social.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin