Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “La realidad suele tener historias que no imaginaría el mejor libretista”.

Hay veces que La Calle no tiene argumentos para iniciar su página que no alcanza a serlo; más vale es un retazo, aunque uno se escuda en los beneficios de la brevedad. Hoy, por el contrario, tiene planificado casi todo. No se trata de mérito; es que de pronto pueden llover los auxilios que se agradecen. !Qué haríamos sin ellos!.
Vvvvvv

Hoy es el Día de la Virgen de Luján, cuya Basílica se terminó de construir en 1935, después de muchas décadas, para dar forma a tanta estructura con contenido. Seguramente que valió la pena la demora. Desde hace muchos años se ha convertido en un monumento a la Fe, que miles de peregrinos visitan, rogando con oraciones brotadas del corazón.
Vvvvvv

Hay toda una historia en torno al lugar en que se levanta el gigantesco edificio, de las torres que se acercan a las nubes. Todo destinado a destacar la “decisión” de la sagrada imagen de quedarse allí. Una pequeña figura de arcilla tuvo la fortaleza de impedir el avance de la carreta que la transportaba con otro destino. Esto pasó hace muchos años, pero hoy es día para recordarlo.
Vvvvvv

El hacendado portugués Antonio Farías Saá, radicado en Sumampa, actual Santiago del Estero, quiso erigir una capilla en su estancia y encargó la imagen a un amigo brasileño. Llegada al puerto de Buenos Aires, se la ubicó en una carreta que, al llegar a Luján, en lo que se consideró “lugar de milagro”, la carreta no pudo seguir andando. Bajada la caja donde estaba la imagen, todo se normalizaba, aunque al volver a subirla, se hacía imposible avanzar. Fue así que se consideró clara decisión de la Virgen afincarse en ese lugar. Es más, años después al llevarla a un lugar cercano, “regresaba” misteriosamente al punto elegido originalmente.
Vvvvvv

En ese lugar se construyó una capilla, en 1630. El primer santuario se inauguró el 8 de diciembre de 1763. A ese lugar llegaron muchos próceres a pedir ayuda para sus campañas militares, figurando entre ellos el propio Manuel Belgrano. Fue el Papa Pío XII quien le otorgó el título de Basílica. “La Virgen Gaucha”, fue consagrada Patrona de Argentina, Paraguay y Uruguay; También de las rutas, de los ferrocarriles y de la Policía Federal.
Vvvvvv

A través del tiempo hubo millones de peregrinos visitantes de la Basílica que, recordemos, recibió al Papa Juan Pablo II, en el mes de junio de 1982, en el marco de la guerra de Malvinas. Siempre es bueno rogar por su ayuda a la Virgen, en especial cuando los problemas parecen oscurecer todo el camino. Renovemos nuestra Fe en estos días.
VVVVVVVV

Palabras para el niño que está por llegar…
Faltan apenas 30 días, tal vez menos…Para ese momento está prevista la llegada de Juan Martín. La espera, pese al aislamiento, no se ha hecho tan larga. Desde cierta distancia, aunque estando cerca en el sentimiento, somos muchos los que contamos las horas de cada jornada. “Juanma” tiene para sí todo un caudal de cariño; de mamá, papá, abuelos y hasta de bisabuelos… Para con él se revivirá el nacimiento del niño que nació en un pesebre. También habrá luces de estrellas y regalos de quienes se sienten reyes de la dicha, por ser testigos actuales del milagro repetido. ¡Gracias por dejarnos estar cerca!.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin