Press "Enter" to skip to content

Tensión en el Salón Blanco: Enfermeros del Hospital discutieron con el intendente y pidieron la renuncia de Pussó

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Fue durante una reunión con autoridades y representantes de los gremios municipales, por un reclamo salarial y de mejoras en las condiciones de trabajo, en plena crisis sanitaria. Hubo pedido de dimisión para la cúpula de la Secretaría de Salud y hasta increparon al secretario de Gobierno, Mauricio Tomasino.

Una tensa tarde se vivió ayer, en el Salón Ex Combatientes de Malvinas de la Municipalidad, durante una reunión entre personal de enfermería del Hospital San Luis y autoridades comunales, entre ellas, el intendente Vicente Gatica.
Según pudo reconstruir La Voz, todo comenzó con un reclamo de mejora del salario básico de los trabajadores del sector y terminó con un pedido al unísono de renuncia de toda la cúpula de la Secretaría de Salud, incluída su titular, Mónica Pussó.
En el medio, como publicó FM Identidad, expresiones de rechazo contra los tres gremios municipales -ATE, STM y SEMB-, cuyos representantes estuvieron presentes en la cumbre y hasta un intento de increpar al secretario de Gobierno, Mauricio Tomasino, de parte de un empleado del Corralón.
Cerca de 80 personas intervinieron en un encuentro en el que, de acuerdo con lo que supo este medio, los enfermeros exigieron un aumento “superior al 10% o 15%” y la provisión urgente de ropa, barbijos y equipo de protección. Expresiones como “cobramos 20.000 pesos y pagamos alquiler”, “no nos dan un ambo desde hace años” y “que se vayan todas las autoridades de Salud” fueron expresiones que retumbaron por todas las paredes del Salón Blanco del Palacio.
También hubo muestras de fractura en la relación con sus representantes gremiales y pidieron al jefe comunal que ya no intervengan en las negociaciones de los intereses del sector.
Gatica, por su parte, explicó que el municipio no dispone de los recursos para afrontar el incremento exigido y tampoco generó expectativas con respecto a la posibilidad de desplazar a los sindicatos del conflicto. El pedido a viva voz por la salida de Pussó tampoco prosperó más allá de una promesa de “pronta respuesta” con la que Gatica logró ganar tiempo antes de encontrar una salida a la problemática.
La reunión no culminó sin la advertencia de que, sin solución al corto plazo, podría desatarse una medida de fuerza del sector, justo en los días en los que se pronostica el posible arribo del tan temido “pico de casos positivos de coronavirus”. El intendente, en esta oportunidad, hizo las veces de su propio fusible. Los responsables de la Secretaría de Salud, principales destinatarios de los cuestionamientos, brillaron por su ausencia en el Salón Ex Combatientes de Malvinas.

El intendente Gatica y el secretario de Localidades Rurales, Alexis Camús, dos de los representantes del municipio en la tensa reunión con enfermeros, ayer en el Salón Blanco.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin