Press "Enter" to skip to content

Los clubes de barrio y el presente que Marini dejó claro

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El presidente de Porteño hizo foco en las propuestas presentadas, la Ley del Deporte, lo que se debe cambiar y eso que buscan todos.

La pandemia pegó y pega fuerte, casi sin excepciones. Con lo que queda, los clubes de barrio esperan volver a ser. Y no solo hay pausa en sus propuestas deportivas.
Sobre esta realidad habló ayer Germán Marini, presidente del club Porteño Bragado, institución que sabe muy bien cómo es esto de revivir y ofrecer lo mejor.
En diálogo con la 91.5, el también representante del Observatorio Social y Económico de Clubes de Barrio y de la Confederación Argentina de Clubes, recordó que llevaron propuestas a las autoridades para mejorar la situación.
Enseguida, mencionó que la Ley del Deporte garantizará “una situación de mayor sustentabilidad en el club, desde lo económico y algunos beneficios impositivos”.
“Hay un gran avance para que todo lo que es club de barrio, con un porcentaje chico de socios en una situación vulnerable y en un lugar social donde tenemos actividades más sociales que deportivas, tengamos una administración que vaya por dentro del INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social), lo cual nos generaría otra posición”, expresó.
Además, indicó que “el club es tratado en la Argentina como si fuera una empresa”. Como ejemplo, agregó que Porteño paga proporcionalmente lo mismo que una reconocida empresa que funciona en la ciudad.
Con la mente en lo anterior, soltó: “Esa situación es la que nosotros queremos que sea reivindicada. No es fácil, pero es una lucha que llevamos de manera cotidiana”.
Y reforzó: “Más allá de la situación económica que hoy sufrimos, somos los primeros que hemos dado nuestras instalaciones para que estén disponibles en esta situación de pandemia”.
Como relató, el club “es un lugar de contención que la Argentina, como país, lo tiene que utilizar, en el buen sentido”. “Por suerte, nos están escuchando y de a poco, porque son muchos los cambios que tenemos que hacer, pero vamos en un buen camino”, cerró Marini.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin