Press "Enter" to skip to content

Sin comentarios: Guillermo Britos prefirió evitar la polémica con Gatica

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El intendente de Chivilcoy no quiso hacer referencia al decreto que despertó polémica, pero aclaró que «personalmente, le hizo saber su parecer» a sus pares de la región. Por decisión del municipio de Bragado, deberán hacer cuarentena quienes ingresen al Distrito provenientes del distrito chivilcoyano.

Pese a la relación cordial que los une, incluso en el mundo virtual de las redes sociales, el decreto municipal del viernes pasado, que impuso restricciones a los ingresantes al distrito de Bragado provenientes de Chivilcoy, abrió una «grieta» entre Vicente Gatica y su colega Guillermo Britos.
La decisión de establecer la cuarentena de catorce días para quienes ingresen a suelo bragadense, previo paso por territorio chivilcoyano, despertó muestras de apoyo entre quienes se percibieron «cuidados» por Gatica, pero, en contrapartida, generó malestar en los que se asumieron «discriminados» por la normativa.
Quien se manifestó con mayor vehemencia fue el diputado Fabio Britos, hermano del jefe comunal de Chivilcoy, quien tildó de «ataque artero y discriminatorio» al decreto, que señala exclusivamente a su Distrito y descarta una restricción de similar tenor para quienes pudieran provenir de distritos igualmente afectados por la pandemia y con cercanía relativa.
La manifestación del legislador, que se dio vía Twitter, motivó tantas reacciones de rechazo entre los bragadenses como de apoyo de parte de chivilcoyanos. En definitiva, la letra de la normativa terminó sentando las bases de un «conflicto bilateral» inesperado, con posibles consecuencias en la pos-pandemia, de no producirse en las próximas horas un gesto de distensión entre los líderes de ambos distritos.
Por lo pronto, Guillermo Britos, intendente de Chivilcoy, evitó referirse a la situación, en la conferencia de prensa de ayer, en la que fue consultado directamente por la decisión de Gatica. «No voy a hacer declaración sobre temas políticos. Personalmente, he hablado con cada intendente y le he hecho saber mi parecer, superado esto, llegará el momento», se limitó a comentar.
Con la premisa de resguardar el vínculo con el jefe de la comuna bragadense, Britos incluyó en la misma bolsa a los intendentes de 25 de Mayo (el kirchnerista Hernán Ralinqueo) y Chacabuco (el radical Víctor Aiola), dejando entrever que vecinos chivilcoyanos también habrían tenido inconvenientes para ingresar a localidades como Rawson o Norberto de la Riestra.
Un día antes, en diálogo con una FM local, Britos había sido algo más contundente y condenó que vecinos de su Comuna fueran «tratados como leprosos» por municipios linderos. También recordó el caso de Salto, en donde el intendente Ricardo Alessandri, ordenó un cerrojo a Chacabuco, en una semana en la que se confirmaron cinco casos y días más tarde sufrió un brote de más de 20, cuyo epicentro estuvo en la fábrica Bagley y no en la conexión chacabuquense.

Intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin