Press "Enter" to skip to content

Espacio de opinión

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La doble moral entre lo que se defiende y lo que se hace
-Por Pablo Rueda

En lo que va de esta semana, se dispararon los casos de COVID-19 en la ciudad autónoma de Buenos Aires y en varios puntos del Interior de la Provincia. Nuestra ciudad no está ajena.
-A pesar de dicha preocupación, se suma la importante marcha organizada por un grupo claramente opositor al gobierno nacional.
Se ven multitudes aglomeradas, exponiéndose colectivamente con la arenga del ex Presidente Mauricio Macri, enarbolando por Twitter el reclamo en nombre de la «libertad», la propiedad privada, el trabajo, la república y de que todos debemos ser Vicentín, creyendo que de esto se trata.
Mientras escribo, pienso: ¿no tiene lógica pensar en la responsabilidad ciudadana? ¿Cuánto nos afecta el individualismo en momentos delicados como estos? ¿Es indispensable salir a la calle y atacar un móvil de C5N por ser un supuesto «cómplice» de un gobierno cual no te representa?
-Eso no me suena a defender la República, aunque quizás entiendo poco, o soy muy ignorante. Pero hemos perdido el eje de las discusiones y en eso la dirigencia política, desde la comodidad de la casa calefaccionada, no ayuda.
La semana pasada, en Bragado se desató una discusión entre trabajadores y trabajadoras de la salud y despertó una fuerte polémica por entredichos entre un trabajador y un periodista, que generaron un fuerte apoyo a la libertad de expresión y un repudio a toda forma de agresión.
Hoy, quienes entonces salieron en su apoyo, se llaman a silencio, porque simplemente el problema les afecta a otros y otras.
-¿Qué se informa? ¿Quién lo dice? ¿Con qué intención lo hace? Muchas preguntas, pocas respuestas.
-Sin dudas la grieta existe desde hace muchos años, con un largo historial que se abre en fechas similares al 9 de Julio que acaba de pasar. ¿Libertad, Soberanía o dependencia?, ¿Pedido de perdón al rey o autonomía?, el bombardeo a la plaza de la Libertadora, el «Viva el Cáncer», el FMI, Vicentín, las estafas al Estado, las escuchas ilegales, los bolsos de López. Quizás un poco de todo.
-Quizás el mensaje del Presidente Alberto Fernández fue lo más preciso a lo que pienso: «El odio nos pone en el peor lugar como seres humanos». No podemos volver a repetir errores del pasado; no por lo menos ahora.

Dirigente del Partido Solidario Bragado.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin