Press "Enter" to skip to content

El COVID-19 no da tregua en la región: nuevos casos en Junín, Chacabuco y Chivilcoy

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Al cierre de esta edición, Junín evaluaba la posibilidad de retroceder a Fase 4, luego de apenas una semana en Fase 5. En Chivilcoy, hubo nuevos casos el fin de semana, pero el ritmo de contagios descendió como respecto a semanas anteriores. En Chacabuco, el intendente pidió una investigación judicial en la localidad de Rawson, por una fiesta que habría desatado los últimos contagios.

Como en Bragado, los casos de coronavirus comenzaron a multiplicarse en los últimos días en las ciudades de la región. Durante el fin de semana, los distritos de Chivilcoy, Chacabuco y Junín registraron nuevos resultados positivos, que obligaron a las autoridades municipales a replantear medidas de control.
En Chivilcoy, el intendente Guillermo Britos confirmó dos casos, correspondientes a dos trabajadoras del sistema de salud local. De esta forma, el distrito alcanzó el total de 44 casos confirmados -desde el inicio de la pandemia-, aunque el gobierno local respiró con algo de alivio en el comienzo de la semana, después de días varios días difíciles, con varios contagios y un fallecimiento de una paciente joven, que sufrió complicaciones derivadas de su situación clínica previa a ser diagnosticada con coronavirus.
«Estamos en una situación mucho mejor que la del domingo pasado y entiendo que no corremos ningún riesgo de bajar de fase”, confió Britos, haciendo referencia a que nada indicaba, al cierre de esta edición, que Chivilcoy tuviera que retroceder de la Fase 4 del protocolo preventivo.
Junín, por su parte, había sido el último distrito de la Cuarta Sección Electoral en ingresar a la Fase 5, pero el intendente PRO, Pablo Petrecca, había aclarado que la transición sería «a prueba por una semana».
En pocos días, la comuna registró seis casos positivos, que incluso motivaron al jefe comunal a anunciar que recurriría a la Justicia para investigar posibles incumplimientos de las normas sanitarias vigentes.
Ayer por la tarde, la Mesa de Salud local mantenía una reunión para definir los pasos a seguir y la posible vuelta a Fase 4.
En donde el retroceso se volvió una realidad fue en el municipio de Chacabuco, en donde el intendente Víctor Aiola decidió poner fin a la «Fase 5 adaptada» en el distrito, tras reportarse un brote originado en la localidad de Rawson.
Hasta ayer, únicamente en dicha comunidad habían sido detectados diez casos y desde el viernes pasado, el gobierno municipal resolvió retroceder a Fase 3 en la comunidad de Rawson, mientras que el resto del distrito volvió a Fase 4.
Al igual que su par de Junín, el intendente chacabuquense también reclamó una investigación judicial, a partir de una supuesta reunión social en Rawson, que habría sido el desencadenante de los contagios. Como Bragado, la región también comienza a sufrir el tan temido «pico» de la pandemia del COVID-19.

Los intendentes Pablo Petrecca (Junín), Víctor Aiola (Chacabuco) y Guillermo Britos (Chivilcoy) luchan por proteger a sus distritos del avance del COVID-19.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin