Press "Enter" to skip to content

Critica de Bonafini a Fernández prolongó malestar oficialista por cita con el G-6

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La titular de Madres de Plaza de Mayo, dijo que están «dolidas y ofendidas» con el Presidente.

La presidenta de Madres de Plata de Mayo, Hebe de Bonafini, firmó una declaración formal de esa organización en la que dijo que están “dolidas y ofendidas” con el presidente Alberto Fernández, por su reunión con representantes del Grupo de las 6, que integran las empresas privadas más grandes del país, como Techint y el Grupo Clarín. Y después las reforzó con un embate radiofónico contra la buena sintonía que muestra el mandatario con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.
“Después de mucho discutirlo, nos dirigimos a Ud. con mucho dolor porque nos sentimos agraviadas y heridas en lo más profundo de nuestro corazón al ver que Ud. sentó en su mesa a todos los que explotan a nuestros trabajadores y trabajadoras y a los que saquearon el país. Y lo más grave de todo: a los que secuestraron a muchos de nuestros hijos e hijas que luchaban por una patria liberada”, dice el comunicado que firmó Bonafini. -En el encabezado las Madres se declararon “dolidas y ofendidas”, con el Presidente por haber hecho esa reunión.

(El tweet de las Madres de Plaza de Mayo).
Se refería al encuentro que sostuvo Fernández el jueves pasado, en el marco del festejo por el Día de la Independencia, con representantes de la Sociedad Rural, la Unión Industrial, la Bolsa de Comercio, la Cámara Argentina de Comercio, la Asociación de Bancos Argentinos y la Cámara Argentina de la Construcción, en la que analizó un plan de reactivación económica para la pos pandemia y, además, declaró que “vine acá a terminar con los odiadores seriales” y que “el odio y la división nos postergan y paralizan” como país.
En una postdata del comunicado, presentado como una carta dirigida al Presidente, Bonafini dijo que, ”soñamos con ver en esa mesa alguna vez sentados a los compañeros trabajadores y trabajadoras que tienen callos en las manos y en los pies, y la espalda doblada de trabajar”, una alusión directa de rechazo al titular de la CGT, Héctor Daer, que estuvo en el encuentro, del que no participaron otros representantes gremiales, como el diputado Hugo Yasky, diputado del FdT ni de los sectores de la llamada economía popular.
El encuentro de Fernández con los empresarios ya había generado revuelto el domingo, cuando la vicepresidenta Cristina Fernández compartió vía twitter una nota del periodista económico Alfredo Zaiat, publicada ese mismo día en el diario Página 12, en la que se critican tanto las ausencias como las presencias del encuentro en Olivos. La se tituló “La conducción política del poder económico”.

https://www.pagina12.com.ar/277959-la-conduccion-politica-del-poder-economico- y CFK la consideró El mejor análisis que he leído en mucho tiempo. Sin subjetividades, sin anécdotas. En tiempos de pandemia, de lectura imprescindible para entender y no equivocarse”.
El mensaje de la vicepresidenta, el domingo pasado.
Esa expresión con la que expresidenta cerró su comentario (“no equivocarse”) alentó interpretaciones sobre una referencia directa a la reunión o incluso al rumbo que Fernández le viene dando al gobierno.
Bonafini, por su parte, agregó en declaraciones a Radio del Plata que “no puede sentar a la mesa a todos los empresarios que sentó, como si fueran amigos, a los tipos que saquearon el país”. Y se preguntó. En referencia al programa Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) que lanzó el Gobierno durante la cuarentena: ¿Cómo les podemos pagar el sueldo a esos tipos para que le paguen a los trabajadores?”.
Días atrás ministro del Interior, Wado De pedro, el presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa y el titular del bloque oficialista en esa cámara, Máximo Kichner, se reunieron, en la casa del dueño de Banco Macro, Jorge Brito, con el anfitrión, el presidente de Pan American Energy, Marcos Bulgheroni, el de Pampa Energía, Marcelo Mindlin, el titular de la UIA, Miguel Acevedo y el constructor Hugo Dragonetti. Pero esa reunión fue privada, y solo se confirmó cuando Dragonetti dio positivo para coronavirus.

Fuente: DIB.

Bonafini con Cristina Fernández de Kirchner.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin