Press "Enter" to skip to content

Hebe de Bonafini valoró la respuesta del Presidente, pero sostuvo sus críticas

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La presidenta de Madres de Plata de Mayo dijo que su carta al Presidente expresó algo que «piensan muchos» en el oficialismo. Remarcó el buen tono en una conversación con Fernández.

La titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, dijo que mantuvo una conversación “cariñosa” con el presidente Alberto Fernández, quien la llamó por sus críticas a la reunión que mantuvo con los empresarios del G-6, pero al mismo tiempo mantuvo su cuestionamiento en pie, al considerar que hablar con esos hombre de negocios “es como acostarte con cocodrilos”.
“Es lo que las Madres pensamos, cuando hablé con él antes, le dije que lo quiero mucho, pero que si había algo que no me gustaba, se lo iba a decir. Y cuando vimos que se sentó con esa gente a la mesa, pensamos que no era posible. Porque vos podés encontrar determinados empresarios, pero los podés elegir también, pero resulta que citó a los peores”, contó la titular de Madres durante una entrevista con radio AM 750.
Bonafini describió así el diálogo que mantuvo con el Presidente, antes de que él hiciese pública una carta en la que en tono afectuoso le explicó que por su rol debe “hablar con todos” los representantes de la vida pública argentina. La titular de Madres, antes, había dicho que las Madres estaban “agraviadas” y “heridas” por la reunión con los hombres de negocios, a quienes consideró cómplices del terrorismo de Estado entre 1976 y 1983.
“Escribí la carta a las 3 de la mañana, después él me llamó por teléfono y luego hizo la carta desde el Gobierno. Me pareció que le dio mucho valor a lo que le dije, porque no me contestó por Twitter, sino desde el Estado”, sostuvo Bonafini.
Luego, justificó sus reproches públicos al asegurar que “me parece que lo peor para un gobernante es la obsecuencia. Y hay tanto silencio…”, agregó. Y aclaró: “No es que ahora me quedo tranquila y no digo más. Yo escucho los mejores programas desde temprano, y leo, y analizamos las cosas, no por viejas las Madres vamos a dejar de tener un pensamiento.
“Hay mucha gente que pensaba eso y no se animaba a decirlo”, insistió.
Luego se refirió a las versiones que analizaron su crítica: “Estoy acostumbrada a que nos digan de todo, que nos difamen, que mientan. Dicen que estoy enojada porque invitó a los diputados del Pro, pero no me refería a ellos, me refería a los tipos que nos robaron el país, no a los del Pro”.
Respecto de esa reunión, opinó: “No me gustó que aceptara que no participara la gente de la izquierda. Me pareció que Carrió que es tan ordinaria, hizo tanto lío para que no vinieran los otros y ella no vino”.
Por último, sostuvo: “Sigo sin entender o aceptar que tenemos una grieta, y yo no me quiero parecer a ella, no tengo interés, tienen alma de destructores, es como acostarte con un cocodrilo, en cualquier momento, te morfa”.

Fuente: DIB.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin