Press "Enter" to skip to content

Los visones podrían transmitir coronavirus: En España ordenaron sacrificar 92.700 de una granja

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

De acuerdo al seguimiento que se les hizo a los animales, casi el 90% dio positivo, así como varios empleados del criadero.

El Gobierno de Aragón, España, ordenó el sacrificio obligatorio de los 92.700 visones de una explotación de La Puebla de Valverde (Teruel), una medida “drástica” y “preventiva” luego de que aumentaran los contagios entre los animales en los cuatro testeos realizados desde mayo, para determinar “transmisión comunitaria”.
El consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, tomó la decisión en base a la ley nacional de Sanidad Animal. Olona explicó que en mayo ya se procedió a la “inmovilización cautelar” de la granja de la empresa Secapiel, cuando siete de sus trabajadores dieron positivo de covid-19.
Desde entonces, según informó la agencia de noticias EFE citada por Télam, se han realizado cuatro testeos a los visones. El último determinó que un 86,67% de la muestra dio positivo. En tanto, otros dos empleados de la granja también dieron positivo, por lo que el consejero insistió en que se tomó esta decisión por prevención y para preservar la salud pública.
“No se puede trasladar ninguna certeza” sobre si hubo o no transmisión de personas a animales o viceversa, caben “las dos posibilidades” y es precisamente el “elevado grado de incertidumbre” el que llevó a tomar esta “drástica decisión”, que fue comunicada hoy a la empresa, que mostró su colaboración y a quien se le agradeció su “responsabilidad”.
En este sentido, precisó que el “caso cero” fue una persona ajena a la explotación, relacionada con uno de los trabajadores, lo que sí permite establecer “la hipótesis” de que el coronavirus se hubiera podido transmitir de personas a animales, de la misma forma que ahora estas dos personas se podrían haber contagiado “a través de los animales”, aunque “no hay datos concluyentes”.
“Tenemos que eliminar el riesgo”, dijo Olona, quien destacó que en Aragón solo existe esta explotación de visones, y apuntó la posibilidad de que allí existiera “un reservorio de virus” y la necesidad de “proteger la salud aún sin tener certeza de que sea un riesgo real”, aunque los test constatan que la situación “fue empeorando” y en la que son más las incertidumbres.

Fuente: DIB.

Las autoridades de Aragón tienen «más incertidumbres» que certezas sobre la posibilidad de contagio entre los animales y los humanos.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin