Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “La mente es como un paracaídas, sólo funciona si está abierta…”.

Abierta a los reconocimientos, a los recuerdos y a las voces que llegan, no siempre reconocidas por la distancia y el tiempo que pasó sin oírlas… Ayer por ejemplo, llamó el amigo Carlitos Sanzol desde Mendoza. Vive allí desde hace años llevado por su condición de piloto. Un piloto de esos que inspiran confianza, a partir de su capacidad y calidad como ser humano.

Vvvvvv

Está jubilado y hace poco estuvo en Bragado, según contó. “Fue con intención de programar una reunión con los compañeros, a 60 años de egresar de la Comercial…”. Sanzol tiene un pedazo de su corazón en Bragado por múltiples razones, siendo una de ellas el Aero-Club, entidad de la cual fue piloto e instructor.

Vvvvvv

“En estos días hablé con él “Mono” Gagliardi y recordamos los tiempos de las carreras desde el avión”, explicó. Fue por tres años piloto de “Carburando”, cuando los autos llegaban cada fin de semana a un pueblo diferente. A través del diálogo La Calle tuvo noticias de Néstor Subiat que hace muchos vive en Francia, pero vuelve seguido a su ciudad natal. “Tuve la alegría de recibir su visita, después de 43 años sin vernos…”, expresó Carlitos.

Vvvvvv

RECORDANDO… Es la mente en complicidad con la memoria, la que se encarga de rescatar nombres de gente conocida. Por ejemplo, de Rodolfo Rolando Medina, nacido en Bragado el 11 de octubre de 1933. Fue un artista plástico, cuyos gigantescos murales están en estaciones ferroviarias y subterráneos, desde hace años. Alcanzó renombre dentro y fuera del país y es otro de los que siempre volvió a su patria chica.

Vvvvvv

Tratando de completar su historia de vida, supimos que nos dejó en 2017. Es alguien más que se nos anticipó en el viaje. Su obra perdurará a través del tiempo, privilegio que tienen los autores de trabajos trascendentes. Es seguro que tiene familiares en Bragado.

Vvvvvv

General Pico es la segunda ciudad importante que tiene La Pampa. De ese lugar La Calle recuerda al diario La Reforma y puede agregar que allí está viviendo desde hace años, otro buen amigo, “Yoni” Ithurrart. El Club Pico Footbal fue organizador tradicional de la Vuelta de La Pampa, recordada carrera del TC de los tiempos heroicos. El piloto Juan Marchini fue su representante más conocido, al menos para la memoria callejera…

Vvvvvv

General Pico tiene unos 60 mil habitantes y es conocido su potencial industrial y comercial. Está dentro de la región que extraña la presencia del tren. Es cabecera del ramal que arranca en Olascoaga y tiene como anterior estación a Trebolares, perteneciente al territorio píquense. Desde General Pico, salen varios ramales, hoy abandonados; pueblos que nacieron a la vera de las vías, conductoras del progreso.

Vvvvvv

En estos días, La Calle recordó a Ferromundo, un periódico mimeografiado que, desde Mecha se enviaba a las estaciones de la línea Sarmiento. Fue una publicación para unir a los empleados ferroviarios cuando había actividad en todos los ramales. Tuvo muchos colaboradores, entre ellos al jefe de estación Quiroga, Félix Catuzzi, quien supo armar un museo con cosas que hoy tienen un valor histórico.

Vvvvvv

La Calle siempre lamentó no haber conservado un manipulador, símbolo de la comunicación vía telégrafo, sistema de comunicación creado por Morse, basado en rayas y puntos. Costaba aprenderlo, pero no se olvidaba nunca.

Rodolfo Rolando Medina, recordado artista plastico.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin