Press "Enter" to skip to content

Juan Riera: “Hay distritos que tienen el 87% de las camas de terapia intensiva ocupadas”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El Director Provincial de Hospitales bonaerenses dijo que hay un sistema articulado de derivaciones y destacó la aplicación de plasma.

El Director Provincial de Hospitales de la provincia de Buenos Aires, Juan Riera, aseguró en declaraciones radiales que “hay municipios con el 87% de las camas de terapia intensiva ocupadas”, en el marco de la pandemia de coronavirus y, en cuanto a la progresión del aumento de casos, si bien hay condiciones que pueden poner en riesgo el sistema sanitario, sobre todo en algunas zonas del Conurbano, explicó que se trabaja de forma conjunta a través de un sistema articulado de derivación de pacientes.
“Hoy la Argentina y la provincia de Buenos Aires tienen un aumento de los casos pero con una letalidad relativamente baja. Eso quiere decir que las personas se siguen contagiando pero el sistema de salud puede dar respuestas, puede atender. El problema es que si el sistema se satura las personas que no puedan acceder a una cama de terapia intensiva tienen altísimo riesgo de letalidad, eso aumenta la tasa de letalidad, que es lo que les pasó en su momento a Italia o a España, que vieron saturados sus sistemas de atención y aumentaron los casos de muerte”, explicó Riera a El Destape radio.
“Hoy por hoy la provincia tiene un porcentaje del 48% de ocupación de camas de terapia intensiva en promedio y el Conurbano tiene un promedio del 64%”, precisó. En esa línea, indicó que “hay distritos que están mucho más demandados por el aumento de los casos y tiene el 83, el 87%, pero en el caso de que algún hospital complete su capacidad tenemos un sistema integrado de derivación que nos permiten que tengan camas de terapias disponibles y que el sistema funcione como sistema, que no sean hospitales aislados, sino que se pueda garantizar la mayor posibilidad de acceso a todo los vecinos de la provincia”, describió el funcionario sobre la situación actual del sistema de salud, que no deja de ser preocupante.

¿POSIBLE SATURACIÓN?
Consultado sobre el crecimiento de casos de la forma que se está dando, con saltos fuertes, y haciendo la cuenta de que las camas en dos semanas podrían no alcanzar Riera, señaló que, “hay varias cuestiones a tener en cuenta, el porcentaje de complicación de los pacientes en nuestro país no es tan alto como en Europa, donde la mayoría eran adultos mayores, porque nosotros tenemos más cantidad de pacientes jóvenes, si el crecimiento es exponencial, los hospitales del Conurbano van a ceder sus camas, estamos articulando el sistema de derivaciones dentro del primero, segundo tercer cordón para ir liberando esas camas, y además ya casi están en funciones operativas los ocho hospitales modulares que tiene la provincia de Buenos Aires de los cuales siete están distribuidos en el Conurbano bonaerense y uno en Mar del Plata, esos hospitales ofrecen 178 camas de terapia intensiva y más de 300 camas de terapia intermedia. Así estamos tratando de descomprimir los hospitales que ya tienen una ocupación del 80%”.
Sobre el aumento de casos que se han disparado en los últimos días, el funcionario señaló que, “hay que ver la curva de crecimiento” ya que “si logramos un amesetamiento, vamos a poder dar tiempo a que los pacientes que puedan ser derivados o que ya están de alta de terapia intensiva puedan liberar camas, y dar tiempo al trabajo que estamos haciendo con terapéuticas, como plasma convaleciente y un tratamiento con antivirales y dexametasona”.
Acerca del plasma, apuntó que “hoy sabemos que con plasma convaleciente la estadía de los pacientes en terapia intensiva se ha reducido muchísimo”. De todas maneras, explicó que hay un protocolo y que no todos los pacientes pueden recibir el plasma o no en todos puede llegar a ser efectivo. “Hay gente que por diversas situaciones, porque está muy avanzada la enfermedad o porque tiene otras comorbilidades, que no salen con el plasma”, recalcó. “Estamos trabajando en este estudio de investigación para ver cuán eficaz es el tratamiento”, indicó además, cuyas conclusiones salen del análisis de distintas variables.
“Para entrar en el protocolo hay varias cuestiones a tener en cuenta, como la edad, el compromiso del resto de los órganos del paciente. Lo que vemos es que loa pacientes que incluimos responden bien”, añadió.

Fuente: DIB.

El aumento de casos y de ocupación de camas de terapia intensiva genera preocupación.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin