Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Cuando una vida no necesita muchas explicaciones”.

La Calle, como anticipa la frase, habrá de escribir poco, como el mejor homenaje a Evita. Su obra, en beneficio de los más humildes, es el más claro mensaje. Su lucha por la justicia social se evoca en cada aniversario. El tiempo pasado desde ese día -68 años-, no hace sino resaltar la deuda que existe para ser dignos de su legado.
Evita trasladó sus propios dolores para hacer más digna la existencia de muchos sectores olvidados. Transformó cualquier sentimiento negativo, en algo positivo traducido en lucha, comprensión y esfuerzo, por una sociedad más equitativa. Su vida es llama que convoca; es bandera para no ser olvidada.
El domingo se la recordará, a las 20.15 horas, en un acto de formato virtual, organizado por el Partido Justicialista.
-El busto que la recuerda está en la plaza del ferrocarril. Bragado supo de sus visitas a familiares en esta ciudad, cuando era chica. Es bueno imaginar que sus sueños siguen habitando entre nosotros…

XXXXXXXXXXXX

Evita inolvidable, “abanderada de los humildes”

Eva María Duarte nació el 7 de mayo de 1919 y se convirtió en recuerdo imborrable el 26 de julio de 1952.
Se casó con Juan Domingo Perón en 1945 y tras la asunción de éste como presidente de la Nación, el año siguiente, se convirtió en primera dama. Fue presidenta del Partido Peronista Femenino y de la Fundación Eva Perón.
De origen humilde, viajó a los quince años a la ciudad de Buenos Aires, donde se dedicó a la actuación, alcanzando renombre en el teatro, el radioteatro y el cine. En 1943 fue una de las fundadoras de la Asociación Radial Argentina (ARA), siendo elegida presidenta.
En 1944 conoció a Juan Domingo Perón, entonces secretario de Trabajo y Previsión, en un acto relacionado por la ayuda a las víctimas del terremoto de San Juan. El encuentro ocurrió, en el estadio Luna Park. Ya casada con él, participó activamente en la campaña electoral de su marido en 1946, siendo la primera mujer argentina en hacerlo.
-En 1947, impulsó y consiguió la sanción de la ley de sufragio femenino. Tras lograr la igualdad política entre los hombres y las mujeres, buscó luego la igualdad jurídica de los cónyuges y la patria potestad compartida, a través del artículo 39 de la Constitución de 1949.
Desarrolló una amplia acción social a través de la Fundación Eva Perón, dirigida a los grupos más carenciados.
La Fundación Eva Perón construyó hospitales, asilos, escuelas, impulsó el turismo social creando colonias de vacaciones, difundió el deporte entre los niños mediante campeonatos que abarcaron a toda la población, otorgó becas para estudiantes, ayudas para la vivienda y promocionó a la mujer en diversas facetas.
Adoptó una posición activa en las luchas por los derechos sociales y laborales, y se constituyó en vínculo directo entre Perón y los sindicatos. En 1951, debido a las primeras elecciones presidenciales con sufragio universal, el movimiento obrero propuso a Evita, como candidata a vicepresidenta. Sin embargo, ella renunció a la propuesta, el 31 de agosto, conocido como el Día del Renunciamiento.
Escribió dos libros, La razón de mi vida en 1951 y Mi mensaje en 1952, y recibió numerosos honores. Se han producido además numerosas películas, musicales, obras teatrales, novelas y composiciones musicales, sobre Eva Duarte de Perón.

Foto de uno de los primeros torneos infantiles, organizados desde 1948.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin