Press "Enter" to skip to content

Consejo Asesor de Salud: se reabre la “grieta” oficialista

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El proyecto de Ordenanza impulsado por la edil PRO, Daniela Monzón, dejó al descubierto disonancias al interior de Juntos por el Cambio sobre el funcionamiento del Comité de Crisis local.

La presentación de un proyecto de Ordenanza para crear el Consejo Asesor de Salud en Bragado inauguró ayer formalmente un nuevo capítulo de la “grieta” oficialista en el universo local.
El abismo entre el intendente Vicente Gatica y los concejales que militan en las filas de sus aliados electorales había quedado maquillado detrás de la máscara de algunas reuniones del “G7” de la Mesa de Juntos por el Cambio, que tuvo su punto cúlmine con la firma de un comunicado en el que todas las fuerzas de la alianza gobernante expresaron su apoyo al mandamás, para que tomara decisiones sobre autorización de actividades en el marco de la pandemia del COVID-19, sin autolimitarse por el rígido esquema de fases diseñado por la Provincia.
Con la propuesta de crear un Consejo de Salud, el acuerdo de tregua se convirtió en restos de papel consumido por el fuego: aunque sin mencionarlo explícitamente, la autora de la iniciativa, la edil PRO Daniela Monzón, reforzó la percepción de al menos un sector de la opinión pública que considera que no hay consenso generalizado acerca de las decisiones que toma el Comité de Crisis local.
La desconfianza también quedó en evidencia el hecho de que también aparece como co-autor de la propuesta el médico y concejal justicialista Fernando Maidana, integrante del Comité de Crisis, que en una de sus últimas intervenciones en el Concejo Deliberante advirtió sobre supuestas fallas en el funcionamiento del órgano consultivo del intendente en la emergencia sanitaria.
Su participación en la nueva propuesta confirma que no ha modificado su posición. Del mismo modo, abre la puerta a una posible nueva derrota del jefe comunal en la arena parlamentaria. Si el proyecto llega al recinto, y lo respaldan los siete concejales de filiación peronista, Gatica quedará a las puertas de volver a perder una votación en un proyecto de Ordenanza, como le ocurriera meses atrás con la eliminación del Juzgado de Faltas N° 2.
Una segunda señal debe ser leída con preocupación por el Palacio Municipal: la reunión virtual organizada por el partido Acción para el Desarrollo -socio electoral del intendente bragadense- para que la edil Monzón se explayara sobre el proyecto, contó con la presencia de varios referentes de los espacios que tienen representación dentro de Juntos por el Cambio en el Concejo y podrían ocasionarle un nuevo dolor de cabeza al mandamás: los concejales Fernando Neri y Gladys Belén (Acción para el Desarrollo); Fernando Sierra (Coalición Cívica) y Viviana Morossini (UCR).
A ellos se sumaron la dirigente del PRO, Leticia Calderón -ex secretaria de Producción del municipio-; la presidenta de Acción Para el Desarrollo, Marita Gelitti; el titular de la UCR, Rafael “Pancho” Acuña; y la presidenta de la Coalición Cívica-ARI, María Carla Bruno.
Si el respaldo a la convocatoria virtual se trasladara al Concejo, el núcleo duro del gobierno municipal estaría en serios problemas. La capacidad del intendente para desactivar a tiempo un nuevo conflicto al interior del arco político oficialista vuelve a ser puesta prueba.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin