Press "Enter" to skip to content

Vicente Gatica: “Cuando esto termine voy a abrazar mucho a mi familia”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El intendente de Bragado destacó el accionar de los vecinos frente a la pandemia y definió a la ciudad como “una gran familia”.

“A mi madre hace mucho que no la puedo ver y eso me genera mucha angustia”: así comenzó la entrevista con Vicente Gatica, el intendente de Bragado.

Ubicado casi en el corazón de la provincia de Buenos Aires, el partido de algo más de 30 mil habitantes vive por estas horas las mieles de la denominada nueva normalidad. Con actividades productivas, comerciales y encuentros familiares permitidos, se supo sostener en medio de la pandemia de Covid-19 que tiene en vilo al mundo, con rebrotes en distintas ciudades y la esperanza de una pronta vacuna.

LA (NO) VUELTA A LA RUTINA
Gatica, de 62 años, calificó este momento como “muy difícil” y dijo que nunca pensó vivir una situación igual. “La incertidumbre te saca de eje y te hace perder el rumbo”, se lamentó.
El jefe comunal contó además a Noticias d que por la pandemia tuvo que suspender sus actividades al aire libre por ser parte del grupo de riesgo y dijo estar triste porque no puede ver a su madre hace mucho.
“Tengo dos hijas, cinco nietos y casi no pude vincularme con ellos”, admitió el Intendente sobre las dificultades emocionales que trajo la pandemia y agregó: “Cuando esto termine voy a abrazar mucho a mi familia”.
Pese a la descripción de la situación controlada, Gatica pidió “ser solidarios entre nosotros” y contó que cualquier persona que ingrese a Bragado proveniente de lugares donde haya situaciones problemáticas, «debe hacer cuarentena estricta».

ACTIVIDAD CASI PLENA
El Intendente explicó que en Bragado “hubo muy poquitos casos” y que esta situación se dio gracias a que allí se logró generar “una fortaleza en lo sanitario”. Esto, dijo, “nos permitió pensar en otras cosas también, sin desconocer la crisis sanitaria mundial”.
“Tenemos prácticamente todas las actividades funcionando, salvo los colegios y los geriátricos”, detalló el jefe comunal, al tiempo que aclaró que este contexto permitió a la ciudad alentar la economía.
En este sentido, afirmó que pudieron cambiar hábitos y que se logró “que en las empresas se deje de compartir el mate y que las reuniones familiares sean eso, no reuniones de amigos. Acá la gente cumple los recaudos sanitarios porque nuestro mensaje es claro: el que no usa cubreboca es el que te va a enfermar”.
Pese a este escenario y no ajeno a la crisis y la recesión que afecta al país, Gatica remarcó que en el distrito se impulsaron políticas paliativas como la eliminación del pago de tasas a los comercios y la asistencia para los que no pudieron abrir, además, con un subsidio por 60 días.
“La eximición de la tasa municipal no es muy importante pero ayuda”, afirmó el Intendente y agregó que Bragado “tiene que estar lista para el primer día post pandemia”.

EL ROL DE LOS INTENDENTES
Gatica calificó a la relación con los gobiernos nacional y provincial como “muy buena, de diálogo fluido y sin inconvenientes”. Incluso contó que junto a un grupo de jefes comunales tienen un grupo de Whatsapp con la ministra (de Gobierno bonaerense) Teresa García, «que nos responde siempre”.
Sin embargo, afirmó que para este momento los responsables municipales deben tener un papel más activo: “Le pedimos al Gobierno que los intendentes puedan tener más autonomía porque somos los que conocemos el territorio y estamos en condiciones de tomar decisiones responsables”.
Es esa línea, afirmó que las medidas que se definieron en el distrito respondieron a evitar que la pandemia “impacte tan fuerte en nuestra economía y a salir lo menos lesionados posible”.

UNA CIUDAD, UNA FAMILIA
“Acá somos todos como familia”, dijo Gatica respecto a la relación entre los bragadenses y por esto lamentó la suspensión de la Fiesta Nacional del Caballo, una celebración tradicional que se realiza en el mes de octubre y que, según el jefe comunal, atrae a 50 mil personas del interior y del exterior.
Además de este evento, el partido junto con organizadores privados debió cancelar la realización de la Expovino y la Fiesta provincial del Chorizo Seco.
“La gente lo tomó con tristeza, pero con comprensión. Son eventos de mucha convocatoria y no podemos poner en riesgo la salud”, dijo.
Miembro de Juntos Por el Cambio, pero con una base vecinalista local, el jefe comunal resaltó el apoyo que siente de la sociedad y recordó que en 2019 “el partido perdió las elecciones nacionales, provinciales, pero a nosotros nos ratificaron la confianza”.
Para finalizar, el Intendente reconoció que uno de los déficit de su gestión es la construcción de viviendas, pero definió que quiere ser recordado “como alguien que hizo las cosas transparentes y que cuando salga a la calle cualquier vecino me pueda saludar”.

Fuente: Noticias d

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin