Press "Enter" to skip to content

Análisis: El conflicto con Monzón, otra herida de muerte para el Foro Ambiental

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La crisis sanitaria del COVID-19 comenzó a llevarse puesta la única iniciativa en materia de política pública que registró hasta el momento el segundo mandato de Vicente Gatica. El posible quiebre en la relación con Daniela Monzón, sería el tiro de gracia para la propuesta.

La coalición Juntos por el Cambio comenzó el miércoles con una nueva reunión de «G7», en la que, según coincidieron sus participantes, hubo «pipa de la paz» entre los socios electorales del intendente Vicente Gatica.
Al promediar la tarde, todo se desmoronó: la edil PRO Daniela Monzón comunicó a sus pares que había sido «echada» del bloque oficialista de Juntos por el Cambio. De concretarse su alejamiento y en caso de no recomponer a tiempo una relación política que quedó dañada tras la presentación en conjunto con su colega peronista Fernando Maidana de un proyecto para crear el Consejo Asesor de Salud, el municipio perdería algo más que una aliada en el Concejo Deliberante.
Además, Monzón es uno de los pilares fundamentales de la única iniciativa que se registra en el historial reciente del gobierno local, en materia de desarrollo de política pública: el Foro Ambiental.
Cuestionada en voz alta por la oposición y en privado por el oficialismo, nadie desmiente que el casillero del medio ambiente es uno de los que concentra el mayor porcentaje de deudas del primer mandato de Gatica.
«Fui muy crítica de esta área, pero decidí convertir la crítica en energía positiva. No hay que quedarse a criticar, hay que trabajar», exclamó Monzón, en su intervención durante la jornada de lanzamiento de la propuesta, el 10 de febrero pasado.
El Foro convocó en su apertura a una multiplicidad de actores de la sociedad civil y, particularmente, a la juventud. En las horas previas a las reuniones de las comisiones, las mesas de los bares y cafés cercanos al Palacio Municipal eran ocupadas por varios de los estudiantes que se entusiasmaron con el proyecto, para repasar las ideas y propuestas que llevarían al encuentro.
En términos políticos, el Foro también sería una plataforma de lanzamiento para Natalia Gatica, secretaria de Integración Sociourbana y Ambiental. La crisis sanitaria del COVID-19 fue el primer golpe a la propuesta. Más allá de las reuniones por Zoom que se promocionaron por las redes sociales, el espacio no pudo recuperar el vigor de las primeras horas de su existencia.
El conflicto interno con Monzón es otro golpe letal, independientemente de si continúa su participación. El Foro funcionó, además, como sinceramiento de las falencias de gestión del gobierno local en la materia. La presencia de la edil del PRO en el andamiaje del proyecto es fundamental para que el municipio no quede preso del eco de sus propios errores en el primer tramo de la Era Gatica. Sin voces disonantes, la apuesta carece de todo tipo de sentido.

Daniela Monzón y Natalia Gatica.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin