Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “La solidaridad debe tener como compañera a la paciencia”.

En cuanto al auxilio social, por parte de personas y entidades de la comunidad, hay que reconocer que Bragado está en el buen camino. Hay señales evidentes y datos que lo ratifican. Los reclamos de alimentos, formulados a distintos vecinos en especial por chicos y jóvenes, ya han desaparecido. Casi en forma total.

Vvvvvv

Necesidades sigue habiendo, aunque parecen estar más atenuadas. Hay quienes se cansaron de llamar sin ser atendidos y vecinos dispuestos que, por variadas razones, ya no están en condiciones de atender. Aun así, se considera que el aspecto material está siendo atendido.

Vvvvvv

Lo que surge con claridad, es el aumento de los casos de violencia. Por supuesto, muy lejos de los hechos que se producen en las grandes concentraciones de habitantes, esta parte del mundo puede considerarse disfrutando de una serenidad que suele no apreciarse.

Vvvvvv

Las campañas por un tránsito más ordenado, parecen no contar con la adhesión general. Sobre todo de los motociclistas. No se trata de echarle la culpa a las motos, por excesos de sus conductores. Lamentablemente son ellos los que pagan las mayores consecuencias. Aquí hay que insistir en el valor de la vida, empezando por la propia, pero sin olvidar las de los demás.

Vvvvvv

En medio de la inactividad, con dificultades para trabajar, estudiar y movilizarse, toda sociedad va generando un estado de frustración y nerviosismo. No se puede descargar eso en las personas que están más cerca. Las agresiones entre personas, a veces casi niños y las mismas peleas entre vecinos, aparecen como fenómenos relativamente nuevos.

Vvvvvv

Cuando esas cosas se denuncian, el personal policial es el que debe intervenir. En realidad, se encuentran desorientados al llegar al lugar. No están para convocar a la pacificación y menos para ser incluidos en la agresión… Es cuestión de ir definiendo el auxilio de entendidos en relaciones humanas; de eso se trata, de proponer normas de convivencia. En realidad, debe ser un trabajo de tiempo completo.

Vvvvvv

La Calle llama la atención sobre el olvidado tema de las ADICCIONES. Sean drogas legales o ilegales, ya tan conocidas como la cerveza, el vino o fernet… Existe una preocupación mayor y entonces toda campaña preventiva se deja para más adelante… Es como si el virus estuviera sirviendo de “cortina distractiva” para beneficiar a los vendedores. Allí están disfrazados y con barbijo…, para seguir haciendo su negocio, a costa del daño a los más débiles.
Vvvvvv

Desde Tucumán llegó una noticia que pasó desapercibida: “Murió un muchacho de 22 años; su familia reconoció que consumía paco…”. No es tan grave que le hayan entregado un cajón de cartón para enterrarlo. Lo doloroso es que esté muerto.

Vvvvvv

Muchachos: Las drogas matan; no resuelven problemas; destruyen familias y vidas. ¿Qué el mensaje es sabido?. Es verdad. Lástima que parece consejo de viejo y muy pocos lo tienen en cuenta.
-Que el virus no haga olvidar la existencia de otros males. Perdón por no tener buenas noticias, pero esto es lo que hay en el gran bazar de la vida de estos tiempos.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin