Press "Enter" to skip to content

Orlando Costa: «Veo en Martín Lousteau a un dirigente que genera expectativas en los argentinos»

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El exintendente municipal habló por primera vez, en una entrevista exclusiva con La Voz, sobre su acercamiento al espacio Evolución Radical y destacó a su líder, el senador Lousteau, como un posible candidato a Presidente de la Nación. Además, aseguró que está «dialogando con todos» los referentes y militantes de la UCR local, de cara a la renovación de autoridades del Comité.

Alejado de la función pública, y a casi dos años de haber finalizado su mandato como presidente del Comité local de la Unión Cívica Radical (UCR), el exintendente municipal, Orlando Costa, continúa siendo un hombre de consulta de sus correligionarios, tanto en Bragado como a nivel provincial.
Desde hace varios meses, trabaja en silencio en la construcción de Evolución Radical, espacio liderado por el senador nacional Martín Lousteau, a quien considera como «presidenciable», en un etapa que podría ser de inflexión en la marcha histórica del radicalismo bonaerense.
Para el próximo 11 de octubre, están convocadas las elecciones internas en el Comité Provincia, que marcarán el final del mandato del actual presidente del partido en territorio bonaerense, Daniel Salvador.

En pleno contexto de pandemia, la vida institucional de la UCR se debate entre la continuidad por la senda del exvicegobernador -en la figura del diputado Maximiliano Abad- o el cambio de rumbo, a través de un acuerdo entre dirigentes históricos como Federico Storani y el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, potenciado por el proyecto de Lousteau, que desde mayo pasado busca dar volumen a su espacio en la Provincia.
En la Cuarta Sección Electoral, el diálogo con Orlando Costa es un paso casi obligado para aquellos dirigentes que quieran erigirse como los representantes de Evolución Radical en sus distritos.
Por primera vez, en una entrevista exclusiva con La Voz, el exjefe comunal de Bragado entre 1995 y 2007, habló de su cercanía con Lousteau y el futuro del radicalismo, tanto a nivel local como nacional. También dejó su reflexión sobre la gestión actual del intendente Vicente Gatica y aseguró que trabaja en un acuerdo para reunir a todos los sectores dentro del Comité.

Como ocurre cada dos años, la UCR renueva autoridades en 2020, tanto en el Comité Provincia como en los distritos. Las elecciones internas están convocadas para el 11 de octubre, ¿Cómo se está preparando la UCR Bragado para ese día?
-“En la UCR local hay conversaciones para acordar una renovación de la conducción partidaria con todos los sectores. Dirigentes provinciales me han consultado sobre esto y les he manifestado esta necesidad de que la UCR local se fortalezca y recupere identidad, con independencia, pensamiento y criterios propios para el accionar político”.

Desde distintos medios de comunicación se calificó como «inoportuna» la convocatoria, teniendo en cuenta el contexto de crisis sanitaria. ¿Qué opina al respecto?
-“Supongo que la convocatoria está hecha por obligación estatutaria de vencimiento de mandatos, pero creo que será difícil hacer una elección con concurrencia de votantes en octubre, por la pandemia del COVID-19”.

En 2018, cuando usted finalizó su mandato como presidente del Comité, logró un acuerdo entre todas las líneas del partido para evitar las elecciones internas. ¿Cómo viene el proceso este año?
-“Fue un acuerdo mayoritario de los que querían sumarse a la tarea. Esta vez, nuevamente trato de ayudar en el mismo sentido. He dialogado con “Pancho” Acuña, Ramón Maffassanti, Eugenia Gil, Celina Sburlatti, Gustavo Benalal y, a la vez, hay otros diálogos entre dirigentes y militantes, que espero sirvan a un objetivo mayor, superador de las diferencias que existen y seguirán existiendo, como pasó siempre en nuestro partido y como pasa en general en otros y en los gobiernos”.

A usted se lo señala como uno de los principales articuladores de Evolución Radical, ¿qué piensa de la figura de Martín Lousteau?
-“Creo que Martín Lousteau es un dirigente con muchas virtudes, que generan expectativas positivas en los argentinos y, sobre todo, en los jóvenes, con una cosmovisión amplia y conocimiento de todos los temas que hacen a la política, con ideas claras y propuestas desde el radicalismo para un país mejor, que salga de la espiral de decadencia en la que estamos.
Colaboro en cuestiones temáticas con los integrantes de Evolución Radical de Bragado, que me piden opiniones y contenidos, por la actividad que realizo en varias organizaciones vinculadas al desarrollo sostenible territorial y mi experiencia en la función pública”.

En el Comité actual, no participa el sector alfonsinista, representado por Celina Sburlatti, que decidió en 2018 no formar parte de la conducción partidaria. ¿Pudo hablar con ese espacio para que puedan regresar?”.
-“Sí, hablé con Celina y me expresó su desacuerdo con muchas cosas de la UCR. De hecho, en la última elección general, su grupo presentó candidaturas por fuera del partido (Consenso Federal).
Si bien personalmente no quiere participar de los diálogos a los que se la invita, me dijo que mandará un representante para eso”.

Usted suele decir que históricamente el radicalismo dirimió sus cargos y sus candidaturas a través de internas, incluso en su caso. ¿Por qué no debería haber elecciones en el Comité este año?
-“En la UCR hay distintos pensamientos y posturas frente a la realidad. Siempre las hubo, incluso con bordes en los extremos, pero que, dentro de un proyecto colectivo, siempre se ordenaron por mecanismos democráticos de debate y consulta a los afiliados.
Por las conversaciones que venimos teniendo, creo que la mayoría tiene un espíritu crítico sobre el ejercicio del poder del gobierno local y la marcha de su gestión pública, lo cual debe asumirse como normal.
Hoy, en la política hay mucha fragmentación, los partidos grandes sufrieron diásporas, crecieron los proyectos personales y en todos lados hay diferencias. También las hay en el gobierno local, en el que se notan problemas de liderazgo y desacuerdos importantes entre los socios de la alianza electoral.
Lo que no me parece conducente en la UCR local, es pensar que el que no piensa como uno está equivocado y, entonces, no se puede discutir o no vale la pena participar”.

¿Sería descabellado pensar en una elección partidaria en este momento?
-“Un principio democrático elemental es debatir y respetar al que piensa distinto. Todos somos necesarios, así como lo es un radicalismo fuerte que en toda su historia ha hecho importantes contribuciones al progreso de Bragado.
Es cierto que a mí siempre me gustó que la gente nos interpele y que se manifieste con el voto. En este momento, no están dadas las mejores condiciones para una elección interna, pero si no hay acuerdos para evitarlas, es el mecanismo democrático adecuado para resolver el conflicto”.

Orlando Costa, exintendente municipal.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin