Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Parecemos estar en medio de la tormenta y, por eso, es bueno pedir ayuda a nuestra Santa Patrona”.

Santa Rosa de Lima tuvo una breve vida pero realmente positiva, dedicada al Señor, a los enfermos y necesitados. A la hora de demostrar su coraje por defender los bienes de todos, no vaciló en rogar en el templo para que la ciudad no fuera invadida, por quienes querían llevarse el oro.
Vvvvvv

En esa situación es que se desencadenó una terrible tormenta con mucho viento que terminó por convencer a los potenciales invasores que era tarea imposible desembarcar en Lima. A partir de allí es la relación de Rosa con la tormenta que se espera para los días cercanos a su celebración.
Vvvvvv

En estos días, al margen de la tormenta que afronta el país y el mundo por el virus, está haciendo falta la llegada de la lluvia. Es decir, sobran los motivos por los cuales tenemos que rogar por la ayuda de la Patrona de América. Su imagen espera cada salida, para ver a sus fieles, cosa que tal vez no sea posible en medio de la tradicional procesión.
Vvvvvv

Por supuesto, las oraciones deben estar orientadas a pedir por la mejoría de quienes están enfermos. Hay muchos hermanos viviendo mal en estos tiempos. De gente así se ocupó la joven limeña durante su existencia. Eso mismo está haciendo en estos días, especialmente complicados. Ayudemos desde nuestro lugar, aportando nuestra fe en el Señor y la certeza que todo habrá de pasar pronto.
Vvvvvv

El virus, enemigo casi totalmente desconocido, está cobrando nuevos contagios, razón por la cual hace falta aumentar los cuidados. Por fortuna, gracias a los científicos de todo el mundo, parece cercano el momento de la aparición de la vacuna. En situaciones como las actuales, la unión de esfuerzos, es la que terminará encontrando la llave del alivio.
Vvvvvv

Las oraciones individuales y el aporte de los sacerdotes, ayudantes de los fieles para que los ruegos lleguen a su destino. Bragado tiene y ha tenido sacerdotes que marcaron distintas etapas, cada cual cumpliendo su misión de la mejor manera. La Calle está en deuda con la referencia al paso de cada uno por la comunidad.
VVVVVVVVVV

PIECECITOS DE NIÑO…
Piececitos de niño,
azulosos de frío,
¡cómo os ven y no os cubren,
Dios mío!

¡Piececitos heridos
por los guijarros todos,
ultrajados de nieves
y lodos!

El hombre ciego ignora
que por donde pasáis,
una flor de luz viva
dejáis;

Que allí donde ponéis
la plantita sangrante,
el nardo nace más
fragante.

Sed, puesto que marcháis
por los caminos rectos,
heroicos como sois
perfectos.

Piececitos de niño,
dos joyitas sufrientes,
¡cómo pasan sin veros
las gentes!

(Autora: Gabriela Mistral)


VVVVVV
EN EL RECUERDO
Arquímides Hortal Terpolilli. Su deceso se produjo el día 8 de agosto, a la edad de 75 años. Su familia recibe expresiones de pesar por la pérdida, a las cuales sumamos las del personal de “La Voz”. Su trayectoria personal fue importante debido a su capacidad, hasta que su físico se vio afectado por una dolencia que lo limitó. Los vecinos de la calle Balcarce extrañarán su paso por las mañanas. La inhumación se realizó en Cementerio Parque Solar de Paz.
ORACIONES para Nélida Beatriz Morales (87 años) y Juana Pérez (90), fallecidas el día 9 de agosto.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin