Press "Enter" to skip to content

COVID-19: Intendentes de la región, preocupados por la situación epidemiológica de Bragado

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Varios jefes comunales de distritos cercanos se pronunciaron en las últimas horas sobre el aumento exponencial de casos positivos de coronavirus en Bragado y temen que el foco se traslade a sus territorios.

El fuerte incremento de casos positivos de COVID-19 en Bragado, que en una semana pasó a registrar los datos más desalentadores en la Región Sanitaria X, comienza a preocupar a los Distritos vecinos.
Con casi 90 casos activos al cierre de esta edición, los intendentes de la zona ya comenzaron a tomar nota de la situación y reconocieron públicamente su intranquilidad por lo que ocurre en la Comuna administrada por Vicente Gatica.
-Dos de los municipios que ya sufrieron de manera directa la disparada de casos en Bragado, fueron 25 de Mayo y Alberti, que a comienzos de la semana confirmaron casos vinculados con trabajadores de la siderúrgica AcerBrag, detectados al regreso a sus ciudades de residencia.
El domingo por la noche, el intendente veinticinqueño, Hernán Ralinqueo, anunció en conferencia de prensa dos casos locales, uno de ellos correspondiente a un trabajador de AcerBrag y el otro, una empleada administrativa de la Secretaría de Gobierno local, contacto estrecho del operario.
“Sabemos que Bragado vive una difícil situación. En una semana hubo 57 positivos, es decir, es una situación compleja”, expresó el joven mandamás del Frente de Todos, que tras la confirmación del caso cercano al Municipio decretó un asueto de 48 horas para tareas de desinfección en el Palacio.
En Alberti, distrito conducido por el peronista Germán Lago, un informe del Municipio dio cuenta de tres nuevos pacientes masculinos, uno de 22 años, otro de 37 y otro de 28 -este último, residente de la localidad de Mechita, del lado de Alberti-, también ligados a la siderúrgica.
Tampoco dejó pasar por alto el salto cuantitativo en el total de contagios el chivilcoyano Guillermo Britos, quien semanas atrás fue arrastrado a un «conflicto bilateral» con Gatica, por un polémico decreto redactado por la Secretaría de Gobierno y la Dirección de Asuntos Legales, con la rúbrica del mandamás.
Sin mencionarlo explícitamente, para evitar reavivar el encontronazo, se limitó a citar el ejemplo negativo de los últimos días de Bragado para concientizar a su comunidad sobre la gravedad de la crisis y el riesgo que implican las reuniones sociales. «Volvemos a pedir responsabilidad en este momento, es muy difícil, viendo que estamos en el peor momento, que municipios cercanos tienen 50 casos en una semana, nos seguimos reuniendo», advirtió.
También sobre Ruta 5, pero al otro lado del cruce de la Ruta 46, más de un Intendente tomó nota de la situación bragadense y llamó a sus vecinos a extremar las precauciones. «Nos preocupa mucho el aumento de casos en Bragado y este último que se confirmó ayer en 9 de Julio. Son ciudades muy cercanas. No importa si fue por tomar mate, o por comer un asado», exclamó el casarense Walter Torchio, en uno de sus informes de prensa, en los que acostumbra a relatar el día de la pandemia en su Comuna.
Más tajante fue el verborrágico alcalde kirchnerista de Pehuajó, Pablo Zurro, quien definió sin pudores a Bragado como «el ejemplo de todo lo que no debería pasar» en su Distrito. «Tenemos que pensar los pehuajenses que tenemos ejemplos muy cercanos de lo que nos podría pasar. Por ejemplo, Bragado», exclamó, durante la reinauguración del edificio de operaciones del Grupo de Ayuda Departamental (GAD).

Preocupados. Varios intendentes de la región tomaron nota del aumento de casos de COVID-19 en Bragado.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin