Press "Enter" to skip to content

Entrevista a Julio Russi Viotti, militante del Partido Fe Bragado

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Julio ¿cuándo comenzaste a militar en el Partido Fe?
-Comencé a militar en el Partido Fe allá por el año 2017 y ya hace 3 años que ingrese al espacio de la mano de Gisela Pedalino, una ex militante. En ese momento yo andaba buscando trabajo y ella me dijo que hable con Néstor Coria que me podía ayudar a conseguir algo y así fue, me presenté un día justo 1 mes antes de las elecciones y Néstor me dio un lugar dentro del partido. Empecé a militar repartiendo boletas de cambiemos y a trabajar en la cuadrilla de escuela que él tiene a cargo, cortando pasto de las escuelas y jardines públicos. Actualmente soy secretario gremial.

¿Se puede decir que perteneces también a UATRE, como trabajador rural?
-Sí, pertenezco a UATRE como trabajador rural y además soy un afiliado más del gremio.

¿Realizaste alguna capacitación dentro del partido?
-Si junto a mis compañeros de cursada recibimos capacitaciones de Néstor, me acuerdo de esa etapa donde él nos capacitaba para que seamos futuros dirigentes. La capacitación fue muy exitosa, éramos 6 o 7 y solo 3 o 4 logramos superar la instancia de la capacitación. Para mí fue linda, enriquecedora y también dura, donde Néstor nos exponía al máximo nuestro temperamento, nuestras debilidades, como así nuestros sentimientos. Siempre nos decía ‘hay que tragar sapitos y sapones, y hay que aguantar porque la política es así. Te vas a encontrar el día de mañana con un montón de personas, dirigentes, que son bravos y uno tiene que estar preparado y saber cuándo callarse, cuando responder, morderse los labios y aguantar’ .Me acuerdo que íbamos todas las tardes 3 o 4 horas de capacitaciones de lunes a viernes y durante un largo periodo de meses. Finalmente hemos recibido un diploma/ certificado en reconocimiento de jóvenes dirigentes porque éramos de unos 20 años de edad, y en lo particular esto me sirvió de mucho porque esto te forma no solo como dirigente sino también como persona. Sirve en lo profesional como en lo cotidiano porque por ejemplo aprendes que cuando uno está enojado no debe tomar ciertas decisiones o decir ciertas cosas que son contraproducente. Fue realmente muy satisfactorio ese proceso para mí.

¿Cómo es tu relación con tu dirigente Néstor Coria?

-Mi relación con Néstor es muy buena, es un gran compañero y dirigente. Gran líder, gran estratega, realmente a través del tiempo hemos ido formando una muy buena relación de compañeros y también de amistad. Conmigo en lo particular siempre fue un buen dirigente, y siempre que pudo me dio una gran mano. La relación que tenemos gracias a Dios es muy buena, debatimos desde política hasta cosas de la vida, él es como un tractorcito como me dijo una vez Gisela Pedalino, es difícil de seguir a Néstor y la verdad que descubrí que sí, tiene sus trancos, pero siempre al pie del cañón y a las órdenes del día”.

¿Cómo es la vida entre el trabajo y la militancia?
-Es muy particular porque yo tengo mi trabajo y cada vez que puedo trato de ayudar, estar, no ha cambiado nada, Yo a mi trabajo entré gracias a Néstor, gracias a la UATRE, y siempre estoy en mis momentos libres, pero siempre estuve acompañando y lo voy a seguir haciendo. Es algo muy sacrificado a veces también porque uno pasa todo el día trabajando y después tiene que ir a reuniones, pero así es la vida del militante, pero realmente es algo que a mí me gusta y me siento muy cómodo y acompañado en el partido. Es como todo, todo tiene su sacrificio, y sin sacrificio creo que no hay nada. Y el día de mañana quien sabe sino puedo aspirar a algo alto tal vez si se dan las posibilidades y la virtud de uno también.

¿Cómo vive hoy esta pandemia como ciudadano?
-Realmente no te digo del todo normal, pero si gracias a Dios desde que empezó esta pandemia en Argentina y se implementó la cuarentena en lo particular a mí en lo laboral no me afectó en nada. El rubro en el cual yo trabajo no paro de trabajar y producir, hasta el día de hoy sigo trabajando normalmente sin dificultad alguna con respecto a la pandemia. Y por otro lado realmente es difícil, porque un pequeño gran detalle digo yo, no compartir un mate con los compañeros de trabajo, con los compañeros de militancia, con la familia, es raro no compartir un mate hoy en día, porque nosotros los argentinos somos muy materos, vivimos con el termo abajo del brazo. Nos cuesta a veces, es difícil, hay que cuidarse, yo trato de tomar todas las medidas necesarias de precaución, higienizar me bien las manos cuando entro y salgo de mi casa y desinfectar todo hasta la ropa. Obviamente que se extrañan las reuniones con los compañeros de militancia o como dice mi conductor Néstor Coria, compartir un churrasco a la parrilla en la organización, que antes era habitual, casi todos los sábados teníamos reunión y luego compartíamos un almuerzo. Comíamos muy rico, y realmente compartir un momento con los compañeros se extraña, es difícil y muy duro… Extraño compartir un asado con amigos, en el campo o en alguna casa, o salir a comer afuera, no salir más de paseo, pero hay que entender las circunstancias que estamos viviendo, desde mi punto de vista esto no va a ser eterno, espero que rápido y pronto pase todo esto, hay que tener paciencia, ser fuerte y cuidarse sobre todas las cosas.

¿Desearía agregar algo más?
-Por último quiero agradecer a Néstor por esta oportunidad que me ha dado y también por todo este tiempo que hemos compartido juntos, que fue de mucho aprendizaje de cosas buenas.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin