Press "Enter" to skip to content

Laborde se refirió al proyecto de reforma judicial

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

“Es un buen comienzo, pero no es suficiente”, dijo el presidente del Colegio de Abogados provincial.

El proyecto de reforma judicial presentado semanas atrás por el presidente Alberto Fernández, desde el segundo uno y hasta ahora, generó una catarata de voces a favor y en contra.
Para entender de qué se trata la propuesta, el programa radial Mañanas en orsai se comunicó hace algunos días con Mateo Laborde, presidente del Colegio de Abogados de la provincia de Buenos Aires.
En primer término, el letrado aclaró que se trata de una reforma de la justicia federal y nacional; y no en la provincial que, por ejemplo, rige en los tribunales ordinarios de Mercedes.
Los 9 jueces federales que actualmente tienen los tribunales de Comodoro Py se dedican a temas de corrupción. Según comentó, la idea es quitarle fuerza política a este fuero.
Para ese objetivo, como apuntó, la justicia federal penal que se pretende crear fusiona el fuero criminal y correccional anterior con el penal económico, dedicado al lavado de dinero, cuestiones aduaneras y demás.
Con los nuevos juzgados, se llegaría a un total de 46, número que, tal cual cuestionó, “mirado desde el punto de vista económico, es un costo importante”. También se fusionan cámaras de apelaciones y se crean fiscalías y defensorías.
“La Cámara del Crimen se ha pronunciado en contra de desarmar, de alguna manera, este fuero, manifestando, incluso, que es inconstitucional en algunos puntos la pretendida reforma”, soltó.
Consciente de que “hay una necesidad de reforma”, alertó que, entre otros puntos, no se tienen en cuenta cuestiones de infraestructura, de funcionamiento, y la falta de expediente electrónico.
Asimismo, destacó que este proyecto del Gobierno prevé un fortalecimiento en el interior del país, donde se suman algunos juzgados y otros se dividen por materias.
Por todo lo anterior, afirmó que la iniciativa “no responde a las necesidades integrales”. “Es un buen comienzo, pero no es suficiente. Me parece que tiene que ser mucho más profunda la reforma”, amplió.
Y expresó que “siempre es buen momento para hacer una reforma, si la reforma es buena y si va a responder a las necesidades de lo que se va a reformar”.
“Mirado desde el punto de vista de la justicia, me gustaría que sea integral. Además, me gustaría que esto venga mucho más fundamentado y explicado y que sea consensuado con todos los actores del sistema”, cerró Laborde.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin