Press "Enter" to skip to content

La UOM se planta y pide un cese de actividades de AcerBrag por el aumento de contagios

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Hoy podría haber novedades importantes. Desde la empresa calificaron de “intespestiva” la medida de que no ingresaran los trabajadores a cumplir con su turno.

El aumento de contagios entre el personal de AcerBrag ha puesto en discusión si la empresa tiene que suspender las actividades o continuarlas.
Ese punto fue tema de conversaciones entre autoridades de la firma de capitales brasileños y representantes de la Unión Obrera Metalúrgica Bragado y lo que parecía ser un acuerdo que podía llegar a lograrse rápido y sin rispideces, se convirtió en desencuentros y posturas distintas que dilatan la toma de decisiones.
A lo largo de la jornada del jueves trascendió que desde la UOM hicieron el planteo “parar” la fábrica por 15 días hasta que se normalice la situación y poner freno a los contagios de los trabajadores.
Todo parecía indicar que esto se iba a concretar pero la respuesta de AcerBrag tardó en llegar y eso motivó a que los trabajadores, con las autoridades sindicales a la cabeza, se “plantaran” frente a la puerta de ingreso de la fábrica y negarse a entrar a trabajar.
“La gente tiene miedo de entrar a trabajar, no es que se trata de una ocurrencia nuestra. Nosotros tenemos un cuerpo de delegados, los empleados le trasladaron sus miedos a ellos y es una locura que tenga miedo de ir a trabajar” señaló Rubén Senga en una entrevista a “Buen Día Bragado”.
Según relató el plazo para recibir una respuesta era el miércoles a las 20 horas pero que desde AcerBrag le comunicaron que esa respuesta llegaría durante la mañana del jueves, cuestión que llevó a que se tomara la medida de presentarse en la puerta de la planta.
“Si bien la empresa tiene un protocolo, no se estaban cumpliendo como tiene que ser. Hay que reforzar todo eso, nosotros por supuesto que estamos abiertos al dialogo y aguardamos una respuesta favorable de ellos” aseguro.
Senga desmintió versiones surgidas desde AcerBrag en las cuales se acusaba al gremio de “apretar” a trabajadores para que no ingresen a cumplir con su tarea diaria: “La gente nos vio a nosotros y se sintió escudada porque tienen miedo, sus familiares y todo Bragado está asustado por esta situación”.
En síntesis el pedido de la UOM es el cese de actividades de la empresa desinfectar las instalaciones y herramientas y a su vez para reorganizarse y así afrontar las próximas semanas.
A su vez aclaró que el miércoles por la noche se dejó ingresar a una guardia imprescindible para no dañar a los hornos y que sea una “parada pacífica”.

COMUNICADO DE ACERBRAG
Tras producirse la situación anteriormente mencionada, la empresa emitió un comunicado en el que se cuestiona el proceder del sindicato.
“Ante las acciones de fuerza llevadas adelante por parte de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Acerbrag desea comunicar a la comunidad los hechos ocurridos.
Hasta minutos antes de que el Sindicato comenzara esta intempestiva medida, la empresa se encontraba en una mesa de diálogo con el mismo, a fin de diseñar un esquema de trabajo tendiente a reducir la circulación de personas, con el objetivo de acompañar a la comunidad de Bragado en el retroceso de fase dictaminado para el Municipio.
Las autoridades de la UOM han decidido unilateralmente cancelar dichas negociaciones y cerrar el paso a nuestra Planta Industrial, impidiendo que los operadores del turno que entraba a las 21 hs pudieran ingresar a trabajar.
Lamentamos profundamente esta decisión gremial, y realizamos un llamamiento a que el Sindicato levante la medida de fuerza, para permitir que los trabajadores puedan realizar sus labores y recibir así la asignación que les corresponde por ellas.
Recordamos que nuestra Planta está habilitada para operar, independientemente de la Fase en la que se encuentre la Ciudad. Cuenta con el Protocolo correspondiente, aprobado por las autoridades provinciales, que minimiza el riesgo de contagio entre los colaboradores y se pueda trabajar de forma segura sin poner en riesgo la salud.
Parte de ese protocolo implica reportar y aislar a los miembros de la célula de trabajo de cualquier persona reportada como sospechosa, quedando todos apartados de la operación y aislados en sus domicilios hasta la confirmación del resultado de los hisopados correspondientes. Todo ello aun cuando se toman todas las medidas para evitar contactos estrechos dentro de las instalaciones.
Consideramos oportuno destacar que, de los 650 colaboradores propios, a la fecha, se han reportado 19 casos de COVID-19 positivo. Esta situación desde ya ha impactado directamente en la operación, justamente por los aislamientos que dichos casos involucran.
Como todos saben, Acerbrag estuvo paralizada durante 52 días. En este período, se acondicionaron las instalaciones y equipos para trabajar de forma segura y se mantuvo el salario completo a nuestros trabajadores sin recurrir a suspensiones que pudieran afectarlos.
Hoy, como durante ese tiempo en el que la Planta no funcionó, nuestro deseo es cuidar las fuentes de trabajo de las personas y familias que dependen, no sólo directa sino también indirectamente de Acerbrag, para lo cual es indispensable sostener la operación de la compañía.
Reforzamos nuestra voluntad de diálogo, confiando en que todos los actores intervinientes en esta desafortunada situación actúen con la responsabilidad que este delicado momento de nuestra ciudad amerita.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin