Press "Enter" to skip to content

El bragadense que lo entendió todo y disfruta al máximo

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-“Lalo” Silva tiene 30 años y la lucha como nadie; su historia, presente, sueños y amor por Bragado

Sabe de situaciones complicadas desde que nació, cuando la parálisis cerebral por falta de oxígeno afectó su motricidad. Lo que siguió no fue otra cosa que objetivos cumplidos. Todo a pura garra y sonriéndole a cada día.
Así es el camino de Heraldo Federico Silva, “Lalo” para todo el mundo local, un vecino de 30 años que no duda un segundo en contar cuál es su filosofía de vida.
Pasó por cinco operaciones. La última, por decisión propia, fue en 2013, y llegó a su cadera y aductores. “Yo dije ‘bueno, hasta acá, vamos a disfrutar la vida con lo que toca’”, suelta.
Sus estudios secundarios los cursó en Nacional, institución donde se cruzó con “gente muy buena”, según valora. “Desde el Jardín todos me han ayudado. En ese sentido, no he sufrido discriminación de ningún tipo. Así que yo me siento muy cómodo”, refuerza.

-Desde hace 6 años, se encarga de la atención al público y la parte administrativa en la Dirección de Discapacidad. Ahora le dieron “más responsabilidad”, como indica, algo que le gusta. “Estar en contacto con la gente, poder ayudar dándole un poco del granito de arena que puedo ofrecerle, me hace bien”, añade.
A lo largo de este tiempo, comprobó que son muchos los vecinos con capacidades diferentes. A ellos les pide que traten de salir adelante y que nunca bajen los brazos. “Siempre hay una salida”, afirma.
De acá para allá va en su moto, la que ya se transformó en una compañera. A corto plazo, tiene idea de poder llegar a un auto eléctrico. Pero hay otras mentas, y revela que una de ellas es “seguir sumando experiencia” en Discapacidad.
Llega el momento de respirar la ciudad. Su corazón empieza a latir con más fuerza. “Es mi vida, es donde me desarrollé como persona, así que Bragado es todo para mí”, cierra “Lalo”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin