Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Día de Santa Rosa de Lima (Patrona de América)

Santa Rosa de Lima, virgen, Patrona de América Latina (1586-1617)
El 20 de abril de 1586, nació en la Ciudad de los Reyes (Perú), de padres españoles, la niña Isabel Flores, a la que por su belleza todos la llamaban Rosa.
Fue la primera flor de santidad que dio América Meridional. Desde pequeña hizo voto de virginidad y consagró su vida a Dios. La Ciudad de los Reyes (hoy Lima), en plena época colonial, fue testigo de las virtudes de la joven Rosa. Para cumplir con su voto y practicar las virtudes en forma heroica, ingresó en la Tercera Orden Dominicana. A los 31 años de edad, Rosa murió en Lima, Perú, el 24 de agosto de 1617. Clemente X la canonizó el 12 de abril de 1671.
Su fiesta se celebra en la Iglesia universal el día 23. Sin embargo, el Episcopado Argentino y otros episcopados de América obtuvieron de la Santa Sede celebrar la fiesta al 30 de agosto, fecha en que se celebró tradicionalmente en toda América. El 14 de setiembre de 1816 el Congreso de Tucumán, a propuesta del diputado Fray Justo Santa María de Oro, declaró a Santa Rosa de Lima, Patrona de la Independencia argentina.

La frase de hoy: “No todas las tormentas traen truenos, relámpagos, lluvia y vientos”.

Ahora, por ejemplo, el mundo asiste a una tempestad que genera temores, incertidumbre y pérdidas de vidas. Hace unos seis meses que un huracán de males desconocidos, mantiene en vilo a la humanidad.
El domingo, Día de Santa Rosa, sabedora de males propios y ajenos, es propicio para rogar por su ayuda, estando cerca del Señor. Hay muchas personas dedicadas al cuidado de los enfermos, para ellos pedimos FORTALEZA, siendo dignas de recibir admiración.
Hay familias que sufren por sus seres queridos; para todos ellos, es necesaria una gran dosis de FE. Ese sentimiento que asegura el fin de los padecimientos y promete el reencuentro más allá del recorrido terrenal.
Hay palabras que en estos tiempos han ido cobrando inusitada vigencia. SOLIDARIDAD y COMPROMISO se han convertido en alas que hacen volar la esperanza…
Ayudemos del modo que podamos: confiando, alentando, creyendo… HERMANDAD tiene casi las mismas letras que HUMANIDAD…
Seamos capaces de hacer más llevadero el día a día de la convivencia. Frente a la peor de las tormentas, se trata de unir fuerzas para la superación de los males, confiando en que el mundo saldrá fortalecido de esta prueba. San Rosa, nuestra Patrona, habrá de ayudar desde su lugar en el cielo, al que accedió a partir de las oraciones y aliviando dolores y penas a sus hermanos…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin