Press "Enter" to skip to content

Juzgado de Faltas: comenzó la «ronda de negociaciones» en Juntos por el Cambio

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El jueves por la tarde se realizó una reunión por Zoom entre el intendente Vicente Gatica y concejales del oficialismo. El jefe comunal busca apoyo de sus aliados electorales para nombrar a Victoria Maffasanti. Se espera que el debate se dilate.

El pasado jueves por la tarde, por modalidad virtual, comenzaron las «rondas de negociaciones» al interior de Juntos por el Cambio, para que la voluntad del intendente Vicente Gatica de impulsar el nombramiento de Victoria Maffasanti como jueza de Faltas llegue a buen puerto.
La empresa no será sencilla para el Palacio Municipal, que ha visto en el pasado reciente cómo la discusiones relativas al tema terminaron con duras derrotas deliberativas, una experiencia inédita hasta el mayo de esta año para los protagonistas del actual oficialismo.
El expediente deberá lidiar con demoras antes de llegar al Concejo Deliberante -que deberá validar por mayoría simple su nombramiento-, aunque para el Ejecutivo el factor tiempo viene jugando en contra de sus intereses, desde que se conoció públicamente la postulación de la actual titular de OMIC: las horas iniciales transcurrieron entre reacciones de satisfacción de los aliados políticos del intendente y elogios de algunos vecinos a su labor en la oficina de defensa al consumidor, pero con el correr de los días aparecieron las primeras expresiones de disconformidad por su designación «a punta de dedo» y las dudas sobre si reúne los pergaminos suficientes para el cargo.
En medio del debate, la prensa local desempolvó la Resolución aprobada por el Departamento presidido por «Titi» Expósito, por iniciativa del concejal de Acción para el Desarrollo, Fernando Neri, para proponer una especie de concurso y evaluación de eventuales aspirantes, que pudieran jerarquizar y hasta democratizar -en algún grado- la designación.
Sin embargo, la regulación vigente favorece al jefe de la comuna, que no encuentra impedimentos formales para hacer caso omiso a un pronunciamiento del cuerpo que no reviste carácter normativo.
Con la excepción de un escenario de derrota inevitable, que pudiera forzarlo a la negociación, el alcalde no contará entre sus deberes el de organizar una instancia de evaluación de interesados, que mínimamente reúnan los escasos requisitos previstos por el Código de Faltas para designar un juez y que la titular de OMIC cumpliría a duras penas.
El resultado de la votación de mayo -que el Palacio Municipal perdió con las voluntades divididas de su bancada- no necesariamente anticipa un nuevo desastre legislativo para el intendente.
En el universo convulsionado de Juntos por el Cambio coexisten, a pesar de la pretensión de verticalismo absoluto del mandamás, múltiples posiciones sobre el asunto, todas ellas atravesadas por la realidad de la hora, que desnuda a un Bragado vulnerable frente al avance del COVID-19.
A pesar de que su última aparición pública estuvo dedicada exclusivamente a brindar explicaciones por los números negativos de la pandemia, al intendente le preocupa el futuro del Juzgado de Faltas, a tal punto que en la ronda inicial de la negociación sacó del portafolios un supuesto acuerdo no documentado, según el cual sus aliados electorales se habían comprometido a despejar el camino para el nombramiento de Maffasanti, si desistía de su intención de vetar la Ordenanza que eliminó el Juzgado de Faltas N°2, reservado de antemano para otro de sus funcionarios de confianza, Mario Troncoso.
En la «mesa de negociaciones» nadie confirmó a La Voz la supuesta existencia del pacto, aunque, a la vez, admitieron que «no es buen momento para más dolores de cabeza» en el gobierno local. Todos los indicios muestran que el tema está condenado a dilatar su definición, aún más si se observa que en la vereda opuesta tampoco hay garantías.
La siempre ponderada astucia del intendente para inmiscuirse en «la interna peronista» tampoco parece tener sentido en un contexto en el cual, por primera vez en largo tiempo, la oposición puede incidir de manera decisiva en el destino de una votación. El final de la película deberá esperar, pero el «Operativo Maffasanti» está en marcha.

El intendente Vicente Gatica busca apoyo por Zoom, para lograr el nombramiento como jueza de Faltas de Victoria Maffasanti.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin