Press "Enter" to skip to content

Murió de coronavirus el padre Bachi, uno de los curas villeros de La Matanza

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Tenía 52 años y llevaba más de dos meses internado -El padre Pepe Di Paola destacó su tarea en bien de la gente

Dolor en La Matanza. El sacerdote Basilicio Brítez, conocido como el padre Bachi y valorado por su trabajo pastoral en barrios de emergencia, murió el sábado luego de pasar más de dos meses internado a raíz de un cuadro crítico de coronavirus. Tenía 52 años.
“Todavía estamos shockeados por la noticia. Es la pérdida de un hermano”, lo despidió el padre Pepe, José María Di Paola, en diálogo con TN.com.ar.
Bachi, párroco de la iglesia San Roque González del barrio Almafuerte, en San Justo, dio una dura pelea contra el coronavirus. Había ingresado el 21 junio en la clínica San Camilo, en Caballito.
Durante su internación, el sacerdote recibió varias muestras de apoyo. Incluso el Papa Francisco lo llamó en más de una oportunidad para interiorizarse sobre su salud. El último contacto fue hace unos días, cuando el pontífice se comunicó con la religiosa a cargo de la clínica, la monja Catalina Osella, para acercarle su afecto a Bachi.
Anteriormente, Francisco había enviado a través de un video un mensaje de apoyo para los curas villeros que contrajeron coronavirus. Y se refirió especialmente a Bachi, a quien definió como “el pionero de Villa Palito”.
Basilicio Brítez nació en Villarrica, Paraguay, en 1968. Tenía 3 años cuando llegó a la Argentina con su familia y se instalaron en barrios populares: primero en Belgrano y finalmente, en Villa Palito, San Justo.
“Bachi era villero de verdad. Tenía un corazón enorme. Su trabajo era imprescindible”, describió el padre Pepe. Y agregó: “Tenía diabetes y otras complicaciones en su salud, pero las sobrellevaba bien. El Covid lo detonó”.
Di Paola misionaba junto a Bachi en la Familia Grande Hogar de Cristo, cuyo fin es ayudar a personas en situación de vulnerabilidad social y con problemas de adicciones. El padre Pepe brindó una misa en memoria de Bachi.
El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, también manifestó su pesar. ”Murió el Padre Bachi Britez, cura villero, de esos que dan testimonio diario de su amor por los humildes, como Jesús. Su última batalla fue contra el coronavirus. No pudo. Seguirá vivo en la memoria de su pueblo. En su nombre, sigamos cuidándonos. Ya falta menos”, escribió.

«El pionero de Villa Palito». Así definió el Papa Francisco al padre Bachi. (Foto: Facebook)
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin