Press "Enter" to skip to content

Barenghi: «A pesar de este contexto tan difícil, estoy muy esperanzado en el futuro de nuestras pymes»

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El empresario local Sergio Barenghi celebra hoy un nuevo Día de la Industria Nacional, que llega en plena pandemia del COVID-19. Sin ánimos, ni condiciones para festejos, el representante local del rubro mobiliario avizora un horizonte alentador al final de la crisis.

Como cada año, el 2 de septiembre, Día de la Industria Nacional, tiene un significado especial para Sergio Barenghi. El reconocido empresario local del rubro mobiliario encuentra en esta jornada, que conmemora un nuevo aniversario de la primera exportación de harinas y tejidos producidos en Santiago del Estero hacia el Brasil, en 1587, una oportunidad para dibujar un paréntesis en su apretada agenda, repasar su trayectoria e imaginar los desafíos del futuro.
«Cada vez que llega este día, nos damos cuenta de lo difícil que es posicionar una pyme a nivel país desde una ciudad como la nuestra. Y no sólo lo hemos logrado, sino que seguimos presentes en el mercado, por lo que no deja de ser un motivo de satisfacción», reflexiona Barenghi, en diálogo con La Voz.
Con una amplia cartera de clientes diseminados por todo el país, su firma hace largo tiempo está instalada con fuerza en el rubro de fabricación de colchones, sofás y otros artículos del hogar. Además de su fábrica, situada a la vera de la Ruta 5, a escasos metros del Acceso Elizondo, Barenghi también cuenta entre sus logros los locales comerciales de venta directa ubicados en distintas ciudades de la región.
Como a todos los actores de la vida económica del país, la pandemia del COVID-19 le asestó un duro golpe a su rutina habitual de trabajo. «Estamos en un momento muy complicado, pero no dejo de tener esperanzas en el futuro que se viene y, principalmente, con nuestro gobierno actual, que tiene la mirada puesta en el crecimiento de nuestras pymes», asegura, el mismo día en el que desde la Provincia anunciaron el Plan de Reactivación Económica, con la vista puesta en la post-pandemia.
En pleno local, la situación sanitaria afectó directamente al sector industrial y la jornada especial se vivirá en medio de un clima de preocupación por el aquí y ahora. Este año, además, las medidas preventivas impedirán toda pretensión de encuentro de camaradería entre los protagonistas de la actividad empresarial.
No obstante, con sobrados antecedentes de haber sobrevivido a los vaivenes económicos del país, Barenghi no piensa ni por un instante en abandonar su postura de optimismo: «El ánimo no es el mejor, pero estoy convencido de que cuando todo esto pase, vendrá un tiempo de desarrollo y prosperidad para nuestro sector».

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin