Press "Enter" to skip to content

COVID-19: Intendente de 9 de Julio no esperó hasta el lunes y confirmó desde hoy el retroceso a Fase 3

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Tras el fuerte incremento de casos positivos en su distrito, Mariano Barroso anunció nuevas restricciones, que entraron en vigencia hoy, desde la hora cero. «Decidimos ganar 48 horas y no esperar hasta el lunes», explicó.

Luego de la escalada de casos positivos de COVID-19, que llevó a su municipio a superar la línea de los 100 pacientes activos, el intendente de 9 de Julio, Mariano Barroso, anunció ayer el retroceso a Fase 3, que entró en vigencia desde la hora cero de hoy.
Con su mensaje, el mandamás de Juntos por el Cambio confirmó que no esperará hasta el lunes próximo para bajar de fase y optó por «ganar 48 horas», previa comunicación con el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco.
De esta forma y contrariamente a lo sostenido por las autoridades bragadenses, en ocasión del último retroceso a Fase 3, el municipio de 9 de Julio no debió esperar hasta la publicación de la nueva resolución de Provincia, que se conocerá el lunes, y afirmó su capacidad de regular directamente a nivel local.
“Como dijimos el lunes pasado, íbamos a ir evaluando día a día cómo iba la curva de crecimiento de contagios y hemos decidido no esperar hasta el lunes y ganar por lo menos 48 horas. En concordancia con la Provincia y el Comité de Salud, retrocedemos a Fase 3 a partir de las cero horas”, expresó Barroso, en la rueda de prensa, en la que estuvo acompañado por su secretario de Hacienda, Martín Seijo, y su secretario de Legal y Técnica, Juan Luis Buonanno.
“A nadie le gusta retroceder una fase, sabemos lo que significa, por eso esperemos que dure lo menos posible y podamos recuperar la Fase 5. Lograrlo va a depender de la conducta de los nuevejulienses. Depende exclusivamente de nuestra actitud”, insistió.
“Si todos hacemos lo que tenemos que hacer, este retroceso va a ser corto. Apelamos a la responsabilidad de los vecinos para cumplir las tres premisas básicas: uso de tapa boca y nariz, distanciamiento social y lavarnos las manos”, afirmó.
A su turno, Seijo precisó que, de acuerdo al protocolo vigente, quedará restringida la construcción privada -sólo se permitirá con autorización de municipio en “casos muy puntuales”, así como también el servicio doméstico, las actividades religiosas, salidas de esparcimiento, gestoría y servicio de lavadero.
El horario comercial minorista irá de 7 a 20 horas y los gastronómicos podrán continuar de 20 a 24 horas, con delivery o “take away”. “Esto es dinámico y quizás pueda haber una variación la semana que viene, pero hoy, lo formal es esto”, señaló Seijo.

Mariano Barroso, intendente de 9 de Julio.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin