Press "Enter" to skip to content

Trigo: Las precipitaciones de la última semana en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y el norte bonaerense ayudaron al cereal

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Las lluvias registradas en los últimos días permitieron mejorar los estados hídricos del trigo en zonas agrícolas afectadas por la severa sequía, y crecen las expectativas de que en los próximos días se registre una mejora en la condición de los cultivos, según informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) en su Panorama Agrícola Semanal.
Tras varios meses sin lluvias significativas, se produjeron precipitaciones considerables en Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y en el norte bonaerense, que permitieron al cereal mejorar su estado hídrico.
“En el transcurso de los últimos siete días se han registrado lluvias sobre el centro y sur del área agrícola. Si bien es pronto para evaluar el grado de recuperación, se espera que el cultivo presente una mejora durante los días venideros. En los cuadros más adelantados ya se esperan mermas de rendimiento, pero luego de esta lluvia se podrán realizar estimaciones más precisas”, indicó la entidad.
La entidad consideró que a causa de “las limitaciones de crecimiento que ha sufrido en lo que va del ciclo, se prevén mermas irreversibles sobre el potencial de rinde de la cosecha”.
“La zona núcleo cuenta con una condición hídrica del 58,5% entre regular a mala, mientras que en el centro-norte de Santa Fe la misma es del 73%”, explica el documento.
Más allá de esta mejora en la zona núcleo, en el norte del país las lluvias fueron escasas o nulas, y esto agravó el déficit hídrico que afecta a la región.
Así, en el NEA y el NOA, donde el 71% y el 46% del área implantada respectivamente ya han superado el estadio de macollaje, “casi no se han registrado lluvias en esta semana y a medida que pasan los días disminuye la capacidad de recuperación del cultivo”, explicaron los especialistas de la bolsa porteña.
Por su parte, el sur del área agrícola, donde las lluvias fueron más constantes y significativas desde que comenzó la campaña triguera, estas nuevas precipitaciones le dieron al cereal “un nuevo impulso de crecimiento y de recuperación del golpe de las heladas”.
Condiciones del girasol
Según la BCBA, la siembra del cultivo avanzó dos puntos porcentuales durante la semana, y se alcanzó a sembrar el 9,9% de las 1,5 millones de hectáreas estipuladas para el girasol.
“Dado que el frente de tormenta abarcó al centro y sur del área agrícola nacional, con apenas algunos focos aislados en el NEA, la actividad en esta zona continúa demorada”, indicaron desde la entidad.
Por tal motivo, la continuidad de los trabajos de implantación en esta región “queda sujeta a los pronósticos de lluvias para este fin de semana”, que si no se concretan “podría sufrir una nueva reducción de área estimada, que también impactará sobre la actual proyección nacional de superficie”, concluyeron desde la entidad.

Las precipitaciones de los últimos días generaron alivio en los cultivos. Foto: Adobe Stock.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin