Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: Es verdad que las bibliotecas son luces en el camino…”.

La Calle, como mucha gente, extraña a la biblioteca Manuel Belgrano, emblemático espacio ubicado en la avenida Pellegrini y donde cientos de libros aguardan pacientemente por la llegada de lectores. Aun buscando con mucha paciencia, será difícil hallar novelas, ensayos o colecciones, que sean capaces de contener relatos que recreen lo que está viviendo el mundo por el COVID-19.
Vvvvvv

Bragado, entre miles de ciudades, no termina de entender lo que está pasando. El principal centro de atención, es decir, el Hospital Municipal, con capacidad de internación al borde del desborde y con el personal extenuado y además, con riesgo de contagiarse del mal por cuya vacuna trabajan científicos de todo el mundo.
Vvvvvv

Hay que tener paciencia y, sobre todo, cuidarse mucho. Esperar que todo mejore y que pronto la biblioteca pueda reanudar la atención normal. La Calle confía estar presente entre quienes regresen a las lecturas y a las reuniones virtuales de los memoriosos. En estos momentos tratar de no encontrar solo datos negativos. Es que también hay noticias alentadoras.
Vvvvvv

En esta intención de salir al patio, ayer alegró la información llegada de Barcelona: “Messi se queda en el Barsa”. Para alegría de todos los españoles y conformidad de los argentinos que sentían que no era bueno que terminara mal una relación de tantos años. Que los muchachos del Manchester City, con Guardiola a la cabeza, sigan esperando. La atención que generó este hecho en todo el mundo, demuestra lo que importa el deporte. Además de la necesidad de salir por un rato de un círculo desaliento que se hace contagioso. Todo incentivado por el encierro que se aconseja, en especial para los más veteranos en esto de transitar por muchos calendarios…
vvvvvv

EN EL BUEN RECUERDO: Hay demasiadas despedidas en estos días. Se juntan con anuncios alentadores de “mejoría” o diagnósticos de “estable dentro de un cuadro reservado”. Por todos hay que elevar oraciones. Lamentando no poder personalizar, pero sabiendo que cada partida enluta al sentimiento de la comunidad. Detrás de cada caso con final no deseado, sobrevuela la esperanza del reencuentro, para aliviar el dolor de sus seres queridos.
Vvvvvv

Que este fin de semana nos encuentre solidarios, humanos, deseando poder ayudar aunque sea a la distancia. No queda otra. Dicen que los buenos deseos son portadores de un viento sanador que llega lejos. En estos días saludamos al amigo Darío que cumple años y a quien saludamos a la distancia.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin