Press "Enter" to skip to content

COVID-19: Enojado por los incumplimientos, Britos advirtió que Chivilcoy «va camino a la Fase 3»

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El intendente de Chivilcoy apuntó contra la falta de acatamiento de los protocolos sanitarios y advirtió que el miércoles podría decretar el retroceso de fase, de no modificarse la situación.

Con un fuerte mensaje, molesto por los reiterados incumplimientos de los protocolos vigentes para las actividades habilitadas, el intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, advirtió ayer que en el transcurso de la semana podría retroceder a Fase 3, sin necesidad de esperar una escalada de contagios de COVID-19.
Así lo expuso ayer el mandamás, en conferencia de prensa, tras confirmar 6 nuevos casos positivos y revelar que “hubo un caso sospechosos que se hisopó el día de agosto 29 y al día siguiente estuvo reunido con tres familias completas, en otro distrito” y que, finalmente, resultó positivo.
“En primer lugar, agradecemos el 90% de los chivilcoyanos, pero tenemos que decir que hay un porcentaje que se está burlando del resto”, lamentó.
Entre las irregularidades mencionadas, Britos cuestionó a “24 personas juntas en bicicleta por Avenida José León Suárez; no menos de 30 vecinos caminando sin barbijo y hablando entre ellos en menos de medio metro como si nada” y encargados de canchas de pádel que “están dando turnos sin ninguna limpieza previa de las canchas, ni de los objetos para jugar”.
De esta forma, dejó abierta la posibilidad de retroceder a Fase 3, más allá de la situación epidemiológica del distrito, con sus consecuencias negativas para la actividad comercial. “La Fase 3 significa que tenemos que cerrar las actividades y lamentablemente vamos camino a eso y muy rápido”, exclamó.
“La cantidad de casos de ayer no es preocupante, honestamente, pero siempre y cuando cumplamos lo que tenemos que cumplir. No vamos a esperar a tener 40 casos por días para bajar de fase, por un pequeño porcentaje que se burla de los chivilcoyanos”, insistió.
Por último, Britos adelantó que el informe de la Secretaría de Seguridad, que dará a conocer hoy, incluye “no menos de 20 llamados al 911” por reuniones sociales no autorizadas. “No podemos destinar dos patrulleros y diez efectivos policiales a controlar las reuniones clandestinas, que contagian y está comprobado. Entiendan que estamos en un momento muy complicado. Si esto sigue así, el miércoles a más tardar estaremos cerrando todo y critiquen lo que quieran”, finalizó.

El intendente de Chivilcoy, Guillermo Britos, junto a sus funcionarios Oscar Peracca y Eduardo De Lillo.
Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin