Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Inmigrantes y agricultores tienen muchos vínculos de unión entre ellos…”.

El día 8 de septiembre de 1856 se fundó en Esperanza, provincia de Santa Fe, la primera colonia agrícola argentina. Por esa razón, desde la década del 40, se celebra en un día como hoy, el Día del AGRICULTOR. Se trata de un hecho que, pese a los cambios decididos por la tecnología, tienen un hondo sentimiento hacia los trabajadores de la tierra, a lo largo de toda nuestra trayectoria como país.
Vvvvvv

El agricultor aprendió a encontrar tiempo para mirar al cielo. Es que sabe que la lluvia tan necesaria para que su esfuerzo rinda, llega desde las nubes, estando más cerca del Dios, protector de las buenas cosechas. Saludamos a los pioneros que no sabían de horarios y eran amigos de las gaviotas, volando detrás del surco del arado… Fuimos testigos de su lucha silenciosa y sabemos del descanso ganado en jornadas de trabajo de sol a sol.
Vvvvvv

El campo supo ocupar a mucha gente, en tiempos de las grandes chatas cerealeras, esas que suelen participar del desfile en la Fiesta Nacional del Caballo. Cada realización es un homenaje a lo que fueron capaces de hacer, hasta convertir al país en granero del mundo, cuando las guerras eran lejanas y generan hambre. Ellos fueron y quieren seguir siendo, SOLDADOS DE LA PAZ…

Vvvvvvv

El pasado 3 de junio fue el Día del Inmigrante. La Calle podría escribir mucho sobre el tema. Para limitarse a la información, dirá que el 60 por ciento de la población nacional, tiene ascendencia italiana. Esa fecha fue elegida por ser la que nació el general Manuel Belgrano. Su padre era italiano y el año 1770 fue el de su nacimiento. En el 2020 se están cumpliendo 250 años de su llegada al mundo y 200 de su muerte, es decir, cuando solo tenía 50 años. Su vida estuvo dedicada a su Patria. Del mismo modo, los inmigrantes entregaron sus existencias a la patria adoptiva, a la que aprendieron a querer como propia.
Vvvvvv

Aquí formaron sus familias, nacieron los hijos, pudieron tener una casita; aquí descansan sus huesos. Para esta tierra fue su última mirada agradecida, a la cual habían sembrado de amor y esperanzas. Por algo, como síntesis, existe un monumento a los INMIGRANTES.

EN EL BUEN RECUERDO…
Para todos nuestros hermanos, que se anticiparon en el viaje, la más sentida Oración elevada a su memoria, después de sus valiosas trayectorias de vida. En este caso, el más sentido pésame para la familia de Oscar Ferrá, vecino de la calle Del Busto al 2800. Su camino fue de honradez, trabajo y dedicación a sus seres queridos, merecedor de la luz de la paz y el descanso. Después de días de internación, con la preocupación reconocida al personal del Hospital Municipal, surgió el desenlace no esperado. Los buenos recuerdos, han de mitigar el dolor de su pérdida.

Recordatorio en el Día del Metalúrgico…

Diciembre de 1972: Luego de brindar con el Ing Jaime Coll en el Taller de Mecanizado.
-De izquierda a derecha Parados: Herrero José- Herrero Raúl- Monti-Villalba-Trincavelli-“Malacara”-Barcús.
-Abajo: Vezozo-Barrios-Bullillaqui-Filesia-Previdere-Morales-Gotelli-Pistola-Villareal.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin