Press "Enter" to skip to content

Comerciantes locales de rubros “no esenciales” le entregaron un petitorio al intendente

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Piden volver a la metodología de las fases anteriores donde podían trabajar en una franja horaria más amplia y que los perjudica atender a los clientes en la vereda.

Un grupo de comerciantes se hizo presente en el palacio municipal para hacer entrega de un petitorio al intendente Vicente Gatica en donde se plantea la necesidad de reabrir sus puertas.
Si bien durante la semana se anunció que los comercios “no esenciales” podrían atender al público tres veces por semanas, en un horario limitado de 8 a 13 horas, el punto que no convence es que no se permita el ingreso de los clientes a los locales.
No cabe dudas que las consecuencias de la crisis económica causada por el Coronavirus ya viene golpeando duro a muchos sectores, entre ellos comerciantes y trabajadores que ven imposibilitados desarrollar la actividad que representa su medio de vida.
El planteo que hacen es que es muy difícil poder vender mercadería con el cliente en la vereda y que la idea es poder trabajar implementando todos los protocolos que sean necesarios para el cuidado de la salud.
Solicitan que se aplique la misma modalidad que en las fases 4 y 5 y que amplíen los días y horarios que se establecieron esta semana.
El petitorio cuenta con más de 200 firmas y es una muestra de la preocupación que existe en el sector ya que no solo afecta a los propietarios de los negocios, sino que también pone en riesgo la fuente de trabajo de sus empleados.
Sostienen que la “explosión” de contagios no fue causado por los comercios que estaban funcionado y que la situación de la pandemia seguirá un tiempo más, por lo que hay que comenzar a acostumbrarse a convivir con todos los cuidados por la presencia del virus.
Tras la implementación del decreto que pone en vigencia la “fase 3” en Bragado, hubo varios rubros que fueron perjudicados.
A los “comercios no esenciales” se le suman los gimnasios, la gastronomía (tuvieron que cerrar y limitarse a atender por delivery), empleados/as domésticas, trabajadores de la construcción y oficios vinculados y lavaderos de autos.
Algunos de estos sectores ya se han manifestado para pedir que les permitan volver a trabajar respetando los protocolos.
Cabe mencionar que los gastronómicos y dueños de gimnasios se sumaron a este pedido.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin