Press "Enter" to skip to content

La medicina nacional da otro gran paso y un médico bragadense tiene mucho que ver

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Se trata de Pablo García Delucis, quien junto a su equipo de trabajo forma colegas en Santa Fe, para que puedan tratar cardiopatías congénitas.

La pandemia parece que hace todo negativo. Parece, pero no. Es que Bragado vuelve a ser noticia, y esta vez la cosa no queda solo acá sino que el aplauso es nacional.
Es por la llegada a Santa Fe del médico bragadense Pablo García Delucis y otros 6 profesionales de su equipo, para que en esa provincia se puedan tratar cardiopatías congénitas urgentes y complejas.
García Delucis es jefe de cirugía cardíaca pediátrica de la Fundación Favaloro, cirujano cardiovascular del Hospital Garrahan y titular de diferentes de salud ubicados en Capital Federal. Días atrás, le contó al programa radial Mañanas en orsai detalles de este nuevo desafío.
En primer término, recordó que este tipo de traslado se concretó hace un tiempo en Córdoba, Río Negro y Neuquén. Según agregó, la idea es formar equipos con profesionales locales que se dedican al tratamiento multidisciplinario de las cardiopatías congénitas.
“El desarraigo familiar es una cosa muy importante y los costos económicos del traslado a la ciudad de Buenos Aires también influyen”, dijo. Así, añadió que la meta es resolver en Santa Fe “una parte importante” de las patologías, sin que la gente tenga que salir del territorio provincial.
Con esta formación buscan, tal cual informó, que los médicos santafesinos “en el transcurso de 2 o 3 años” puedan tomar la iniciativa en el tratamiento, y resolver “más del 90-95 por ciento de las cardiopatías”.
La incidencia epidemiológica de cardiopatías congénitas, como precisó, es 8 a 10 cada 1000 recién nacidos vivos, de los cuales 5 van a requerir tratamiento en los primeros días o meses. Para que puedan tener acceso a una terapia adecuada, el país debería llevar a cabo alrededor de 3500 operaciones anuales. “Hoy no se llega a ese número”, amplió.
También expresó que en Santa Fe operarán chicos en el hospital pediátrico público y que los pacientes adultos o jóvenes que requieren tratamiento, serán intervenidos en otro centro estatal.
“Poder iniciar un proyecto donde se puedan tratar chicos en la salud pública debería ser un orgullo para cualquier equipo”, soltó con mucho entusiasmo.
En cuanto al diagnóstico de esta patología, apuntó que existe el prenatal, con control ecocardiográfico; al momento del nacimiento, fundamentalmente en cianóticos; o cuando hay insuficiencia cardiaca que no permite el crecimiento, desarrollo y ganar peso, y se detecta el soplo.
Por último, García Delucis valoró que “el país está muy bien posicionado” para estos tratamientos, ya que se resuelven más del 95 por ciento de las cardiopatías “con una sobrevida excelente”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin