Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Los hijos son como el hacha; aunque te cortes con ella, la vuelves a llevar al hombro”. (anónimo)

Al margen del contenido de la frase, hay que reconocer que los hijos son una bendición para sus padres; la continuidad de la marcha de quienes los precedieron y con ellos se volverán a encontrar en el puerto del cielo.

Vvvvvv

Habiendo tanta tierra, hay quienes no tienen dónde pasar la noche… En estos días se habla mucho de la toma de un gran predio en la zona de Guernica. Por ahora el juez aplazó el desalojo, tal vez esperando que suceda un milagro, en la persona de algún estanciero donante de su tierra para los que realmente no tengan techo.

Vvvvvv

Dicen que en el cielo reciben con alegría a los cantores. Cuando llegan se prolongan las veladas de sobremesa. Ellos nunca olvidan las vacaciones que aprendieron andando por la tierra. No es bueno que se callen, para que no queden sin defensores los humildes gorriones de los barrios…

Vvvvvv

Ayer se despidió Ramona Galarza, a los 80 años, nacida en Corrientes y llamada la “Novia del Paraná”. Había sido trasladada al Hospital Pirovano, luego de haber sufrido un paro cardio-respiratorio en su casa de Buenos Aires.

Vvvvvv

Ramona Modesta Onetto -famosa por su nombre artístico: Ramona Galarza-, nacida el 15 de junio de 1940 en la capital correntina, comenzó su carrera musical durante su infancia. Ya de adolescente realizó sus primeras presentaciones como cantante en fiestas familiares y escolares. Más tarde integró la Orquesta Folclórica de la Provincia de Corrientes, dirigida por Naum Salis, en la que compartió el rol de solista con el cantante y compositor Efraím Maidana, popularmente conocido como Ernesto Dana.

Vvvvvvv

Impulsada por el maestro paraguayo Herminio Giménez, en 1958 Galarza tuvo una pequeña participación en Alto Paraná, película dirigida por Catrano Catrani, en la que realizó una interpretación de «Kilómetro 11”.
Luego de haber alcanzado la popularidad en su provincia, decidió mudarse a Buenos Aires para continuar su carrera musical en la gran ciudad. Cabe destacar que viajó en barco por el río Paraná, aunque le temía a esos viajes.

Vvvvvv

Ya bautizada como la Novia del Paraná, Ramona Galarza se convirtió en una leyenda del chamamé por sus participaciones en peñas, festivales, teatros, programas de radio y televisión, en donde la definían como una embajadora de la música litoraleña. Compartió escenario con Ariel Ramírez, Raulito Barboza y las orquestas de Carlos García y Oscar Cardozo Ocampo, entre otras grandes figuras.

Vvvvvv

En 1978 lanzó el disco Los grandes del litoral, junto a Antonio Tarragó Ros, colocando el color de su voz en “Merceditas”, “Camba Cuá”, “Sargento Cabral” y la mencionada «Kilómetro 11. Esa misma voz trascendió las fronteras: Ramona llevó su música a Chile, Venezuela, Paraguay, Colombia y hasta Canadá. Incluso, llegó a presentarse en los auditorios Lincoln Center y Carnegie Hall, de los Estados Unidos.

Vvvvvv

En 1989 viajó a Australia para representar el chamamé. Y en 1991 realizó distintos shows en Washington, Baltimore, Los Ángeles, Houston, Orange y Dallas. También subió al escenario en un festival internacional de música popular en París, Francia. Ahora acaba de iniciar un largo viaje, poblado de bellos paisajes.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin