Press "Enter" to skip to content

COVID-19: Angustiante comunicado de proveedores de eventos

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

A través de una carta pública, los referentes de la actividad aseguraron que son «uno de los rubros más afectados por la pandemia»

Por medio de un comunicado, representantes del rubro de proveedores de eventos relataron la angustiante situación de la actividad, a raíz de la pandemia del COVID-19.
En la carta pública, aseguraron formar parte de «uno de los rubros más afectados por la pandemia» y advirtieron que el pronóstico de cara al futuro es «poco alentador».
«La pandemia del coronavirus nos exige responsabilidad. Es algo que hemos pregonado y cumplido, desde hace más de seis meses (…) Sin embargo, hay cuestiones que necesitamos dar a conocer», comienza la carta.
«Sabemos que no somos los únicos afectados por la pandemia, pero lo cierto es que nos toca ser uno de los peores: mientras la mayoría de los rubros pudieron retomar sus actividades de una u otra manera (al menos de forma temporal), nosotros estuvimos absolutamente paralizados todo el tiempo, con pronósticos poco alentadores para el futuro», agrega.
Y detalle: «Desde el 14 de marzo, los organizadores de eventos no cumplimos sueños; los salones no abren sus puertas; la gente de técnica no tiene nada para armar; los ambientadores no despliegan su creatividad; los fotógrafos y videógrafos no guardan recuerdos; los servicios de catering no cocinan; los barman no preparan tragos; los pasteleros no hacen su magia; los diseñadores no hacen vestidos de ensueño; los negocios de ropa ya no venden prendas de fiestas: los hoteles no reciben más invitados a eventos; las empresas de traslado ya no tienen a quién llevar; los peluqueros y maquilladores no demuestran su arte; los servicios de limpieza no limpian salones; no se alquilan sillas, mobiliario, carpas; las lavanderías no tienen manteles ni servilletas para lavar».
Desde el 14 de marzo, «los artistas no trabajan (…) y las deudas siguen acumulándose». Y redondea: «No pretendemos forzar las decisiones que vayan contra la comunidad (…) pero sentimos la necesidad de hacernos ver, porque muchas familias dependen de nosotros».

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
la aldea la casita hotel hansa