Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “No hables si lo que vas a decir, no es más hermoso que el silencio…”.

Mañana será el Día de la Familia, esencialmente de la MADRE. En homenaje a ellas, que son iguales ante los ojos de Dios, dejamos el perfumado homenaje del sentimiento.

Vvvvvv

MADRE… Llega caminando por el campo ancho de los viejos recuerdos. Nunca hizo falta que explicara su misión, pero siempre la tuvo clara. La maternidad es una vocación que tiene alas para volver al sitio dónde está haciendo falta… El paso del tiempo, nunca marchitará las flores que ganó sin proponerse, con la naturalidad de las hadas.

Vvvvvv

MADRE… Acaba de irse, pero no será del todo. Ha dejado un gran espacio vacío, donde nunca dejará de estar “su” lugar. La siembra fue constante desde sus años jóvenes, cuando llegó a Bragado. Desde el primer día supo que éste era su espacio y el de la familia. La tarea que hizo cada día, es el seguro que la hará perdurable.

Vvvvvv

MADRE reciente… Su figura, con el hijo en brazos, es imagen que vale la pena guardarse en estos días. Para asumir el compromiso de despejar de espinas el sendero que conduce al futuro. Las madres sonrientes junto a sus hijos, son un soplo de vida que emociona…

Vvvvvv

A las MADRES del centro y de cada barrio… Ellas están cumpliendo su misión de humanidad. En las calles con vidrieras llamativas y en las casas edificadas en dónde todavía no llegó el asfalto. La tarea no es sencilla; cada día es un desafío donde, junto con la escuela, deben apuntalar el crecimiento de los hijos. Honrosa labor para la cual todo aporte arrimará sombra protectora.

Vvvvvv

Cada jornada, agradeciendo la condición de MADRES, terminan comprendiendo que el trabajo fecundo que realizan es fundamental. No siempre se sienten acompañadas, pero la misión encomendada tiene un rayo luminoso que ayuda y viene desde lo alto…
-Cada noche, al contemplar el sueño sereno de los hijos, cargan fuerzas para andar las horas de los días que vendrán…
-Como sociedad, corresponde propiciar una campaña permanente en favor la FAMILIA.

VVVVVVVVV

ASÍ ERA MI MADRE…

Mi madre globalizó la ternura
era enérgicamente dulce;
daba órdenes con la mirada.
Predecía el estado del tiempo
dialogaba con las flores,
veneraba a las coníferas
y santificaba el agua
fue discípula de la naturaleza.

Ella, no se miraba en los espejos
decía que se veía en nuestros ojos.
Luego que nos amamantó
nos enseñó a amar la vida
y a pararnos al caernos.

Mi madre andaba tras el tiempo
y cuando se fue, me dejó sus ojos;
los cerró y me los guardé en el pecho.

Autor: José Antonio Arana.

¡Gracias, COCHO…!
La Calle no merece regalos…; suele aceptarlos cuando llegan de manos de quienes, a lo largo de mucho tiempo, se han ganado el título de amigos, a quienes no es bueno desairar. Es éste el caso. Tanguero de nacimiento; caminador de ciento de kilómetros con la bandeja en alto y el corazón contento… ¡Gracias! por ser ejemplo en todas las avenidas, de esto que llamamos pasar por un lugar donde conviven múltiples sensaciones, en un gran bazar de sueños…

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
la aldea la casita hotel hansa