Press "Enter" to skip to content

29 de abril: Día del Animal

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Nada para festejar; reclamamos por sus derechos

Por Daniela Álvarez.

Miles de vecinos de los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires exigen al Gobernador y a sus Intendentes, angustiados en medio de la pandemia, que se mejore un servicio esencial de salud pública: las castraciones.

La Ley provincial 13879/08 vino a terminar con las matanzas de perros y gatos en la provincia. El Gobierno provincial se dio cuenta de que era lo peor que se podía hacer, no sólo por lo repudiable, sino porque la reproducción geométrica de estos animales hacía que cada vez hubiera más.
Esta ley exige castraciones masivas y gratuitas en todos los Municipios, única manera de equilibrar la cantidad de animales con los hogares disponibles, actuando sobre el origen del problema, que son los nacimientos. Pero en lugar de dar cumplimiento a la ley, el Estado reemplazó el anterior método de muerte en cámaras de gas, por agonías dolorosas y muerte en las calles.
Porque cuando el Estado deja de cumplir con la ley y con su responsabilidad hiere de muerte a los animales, pero también a la sociedad, que aprende con el ejemplo y el ejemplo que da es la inacción, el abandono, la indiferencia y el incumplimiento de la ley.
La ley no se cumple. El Ministerio de Salud, como autoridad de aplicación de la misma, tiene la obligación de hacer que los Municipios castren masivamente cuidando la salud de la población.
La ausencia de este servicio o su prestación insuficiente a cuentagotas, logró que la sobrepoblación aumentara, junto con el riesgo de epidemias zoonóticas, como la rabia, la parasitosis infantil, entre varias otras, dejando a la población humana a cargo de enfrentar sola las consecuencias de la sobrepoblación de perros y gatos.
Los vecinos, superados por la situación que viven a diario en sus hogares y en las calles, solicitan al Gobernador, Axel Kicillof, que haga cumplir la ley y se brinde un servicio masivo, gratuito, sistemático, temprano, abarcativo y extendido de castraciones y vacunación antirrábica en todos los Municipios para que, controlando la población animal, evitar enfermedades, mordeduras y accidentes de tránsito.
Mientras esta situación no se resuelva, millones de animales se siguen reproduciendo con un triste destino: el abandono y el sufrimiento hasta la muerte.
¡FESTEJAREMOS ESTE DÍA, CUANDO VIVAMOS EN UNA COMUNIDAD QUE CUMPLA LAS LEYES QUE PROTEGEN A LOS ANIMALES!.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin