Press "Enter" to skip to content

60º aniversario de la profesión monástica del Obispo emérito

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

-Contemplación y Servicio de Martín de Elizalde

“Que el pastor de almas no ha de mermar el cuidado de la vida interior por causa de las ocupaciones ministeriales, ni ha de abandonar sus obligaciones pastorales por las atenciones de la vida interior” (San Gregorio Magno “Regla pastoral” II.7.1).
Esta enseñanza del santo monje y papa expresa, sintetiza y pone de manifiesto el espíritu y sentido tanto del cincuenta aniversario de la ordenación presbiteral como de los sesenta años de la profesión monástica -11 de febrero de 1961- del Obispo emérito Martín de Elizalde OSB.
-Precisamente, a los pocos años de sus votos como monje fue ordenado presbítero para guiar una comunidad monástica y luego obispo para el gobierno de una Iglesia particular por lo cual tuvo que conjugar constantemente estos dos carismas y vocaciones de la contemplación y el servicio.
Tal como se recordó anteriormente, el prelado emérito conmemoró el pasado 9 de enero sus cincuenta años de ordenación presbiteral recibida en la iglesia abacial de San Benito en Buenos Aires de manos de monseñor Antonio Quarracino, entonces obispo de Avellaneda.
Este jueves 11 de febrero conmemoró el aniversario de profesión monástica en la ciudad de Nueve de Julio donde reside actualmente. Por la mañana compartió un almuerzo íntimo -con los condicionamientos propios del estado de pandemia- con el Obispo diocesano, laicos, sacerdotes y seminaristas que quisieron manifestarle su afecto y reconocimiento uniéndose a su acción de gracias.
-Al comienzo de la reunión, monseñor Torrado Mosconi dio lectura al saludo del Santo Padre Francisco con motivo de sus ochenta años y de las antedichas conmemoraciones. “Nos alegramos que hayas alcanzado recientemente los ochenta años… y el Jubileo de oro de tu ordenación sacerdotal… unido al incansable servicio por los hermanos de la orden de San Benito” afirma el Papa, prosiguiendo: “y por la comunidad diocesana, que durante dieciséis años, has guiado con piadoso ánimo y con fidelidad al Magisterio de la Iglesia”. Francisco finaliza su misiva impartiéndole afectuosamente la bendición apostólica y pidiendo rece por su ministerio apostólico. Luego de la comida alegre y amena, monseñor Ariel Torrado Mosconi tuvo unas palabras de reconocimiento y afecto para con su antecesor en la cátedra nuevejuliense, recordando que también en ese día se conmemoraba la creación de la diócesis en 1957 por el Papa Pío XII. La reunión finalizó con unas sentidas palabras de agradecimiento del prelado emérito y la oración de acción de gracias.

Por la tarde, monseñor Martín, presidió la celebración eucarística en la capilla Nuestra Señora de los Dolores del Hospital de Nueve de Julio, con motivo de la Jornada mundial del enfermo. Concelebraron el obispo diocesano y el P. Guillermo Gómez, párroco de Nueve de Julio. En la homilía, comentando los textos bíblicos y el sentido de tal jornada, reflexionó sobre el dolor y el sufrimiento humano iluminados y asumidos desde la fe. Al finalizar hizo una breve referencia al aniversario de su profesión monástica, encomendándose a la oración de los presentes.
Martín de Elizalde nació el 23 de octubre de 1940 en Buenos Aires. Ingresó en el monasterio de “Santa María de Los Toldos” en 1960, donde realizó su Profesión monástica el 11 de febrero de 1961. Continuó sus estudios de filosofía en la Universidad católica de Chile y los teológicos en el Pontificio ateneo de “San Anselmo” de Roma. En su período de superior se llevó a cabo el traslado de la comunidad monástica benedictina desde Buenos Aires a Luján, donde se había levantado una nueva iglesia y monasterio. En 1998 fue designado Administrador apostólico de la diócesis de Nueve de Julio al fallecer monseñor José Tommasi y obispo titular al año siguiente, siendo consagrado en la basílica de Nuestra Señora de Luján el 14 de septiembre de 1999 por el arzobispo metropolitano de La Plata monseñor Carlos Galán e iniciando su ministerio pastoral dos días después en la Iglesia catedral nuevejuliense. El 1 de diciembre de 2015 le sucedió al frente de la diócesis monseñor Ariel Torrado Mosconi y, desde entonces, reside en la ciudad de Nueve de Julio colaborando en los servicios eclesiales que se le han encomendado y en la pastoral de la parroquia local.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin