Press "Enter" to skip to content

La Calle

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La frase de hoy: “Hay que tratar que las redes sociales no nos enreden la vida para mal”.

Desde hace rato, haciéndose un hábito extendido, el uso de las redes sociales se ha convertido en medio de comunicación sobre todos los temas. Los veteranos no estamos siempre en condiciones de meternos en ese brete. A veces parece que fuera para bien, no simpatizar demasiado…

Vvvvvv

Es que todo funciona bien, mientras las relaciones entre personas sean cordiales y lo grabado sea para consumo interno, reducido, familiar y amistoso. Lo malo aparece cuando surge el enojo y entonces la grabación se transforma en algo tan peligroso como un arma… Es que las imágenes toman estado púbico, invadiendo privacidades y lastimando a medida que se multiplican…

Vvvvvv

¿Existe alguna legislación respecto a esto? Parece ser de suma necesidad, pero nada indica que esté en aplicación, aunque casos de este tipo aparezcan incluidos, en todo caso, con sanciones leves. Que este uso de grabaciones privadas, pase a ser consumo de muchos, hace daño, no hay dudas y las pruebas existen, aumentando a los ojos de la realidad. Es decir, el uso de nuevos modos de comunicación será bueno en la medida que no se los use para el mal…

Vvvvvv

En la humanidad esta disparidad se viene repitiendo desde siempre. Los beneficios de nuevos descubrimientos, terminan teniendo un doble sentido. Pasó con la energía nuclear que, pese a sus múltiples aplicaciones benéficas, terminó convertida en proyectiles que destruyeron ciudades…

vvvvvv

Eran otros tiempos; no todo se sabía al instante. En el caso de las malas noticias, era una ventaja… Por ejemplo, en tiempos de la primera guerra mundial, La Nación (diario), envió al periodista Juan José de Soiza Reilly como corresponsal de guerra. Se radicó en Paris y sus crónicas se leían a los dos o tres días. Pero eran nuevas…

Vvvvvv

Soiza Reilly (foto) fue todo un personaje. Había nacido en Paysandú, Uruguay, en 1879 y murió en Buenos Aires, en 1952. En sus últimos tiempos tenía un breve espacio radial diario, en el cual trataba de aportar una cuota de optimismo. Su clásico llamado a sumarse a la campaña, finalizaba con un ¡Arriba corazones!, siempre necesario.

Vvvvvv

Fue periodista y escritor, entrevistando a Papas y monarcas, ingeniándose para conseguir que lo atendieran. Las notas se publicaron en “Caras y Caretas”, famosa publicación de los viejos tiempos. Escribió 42 libros…, los cuales han desaparecido misteriosamente; no ha sido posible encontrarlos, pese al empeño en ubicarlos. La vida de Souza Reilly fue una novela, que el mismo no tuvo tiempo de escribir…

XXXXXXXXXX

TESTIGOS PRIVILEGIADOS…

Del paso del tiempo y de los hechos principales, son los periodistas… En este caso, citaremos a referentes nacionales, de reciente partida: Juan Carlos Pérez Loizeau, tenía 91 años y se había jubilado en 2003, después de trabajar en todos los canales, la mayoría de las radios importantes y en El Gráfico. Era fanático de los autos y de eso escribía en la revista. Fue despedido con tristeza por su compañera en el noticioso de Canal 9, Silvia Fernández Barrio.

“Mona” Moncalvillo tenía 73 años y una larga carrera en el periodismo. Había nacido en Curarú, pueblo cercano a Pehuajó y tuvo la desgracia de perder a un hermano, secuestrado y desaparecido, en tiempos de la última dictadura. Fue directora del canal oficial de noticias.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin