Press "Enter" to skip to content

A puro latido: el vecino que no para de andar para “ser protagonista nuevamente”

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Como tantos otros pibes, su primer juego fue el fútbol. Todo hasta que vio la llegada de una Doble Bragado. Lo llevó su papá, que jamás olvidará el “me gustaría ser como esos”, mientras miraba a los ciclistas.
Mariano Rodríguez le refresca a Notigé que por entonces andaba por los 5 años. Ese gran evento fue, según suelta, su “primer acercamiento” al mundo del ciclismo. Y acá también el corazón pega con más fuerza.
Al mes, le armaron una bicicleta de carrera rodado 20. Así, comenzó a entrenar con muchos de los que se transformarían en compañeros de equipo. Debutó en General Rodríguez. “Desde ese momento, no la dejé más a la bici”, dice.
Cuando llegó a la categoría Juveniles, sabía que era una gran oportunidad: integró la selección, participó en el Panamericano de México, fue subcampeón del mismo torneo de Argentina y llegó al Mundial Rusia 2011.
El 2012 no fue un año más: corrió en España con la Selección Sub 23 y su primera Doble Bragado. Sobre la segunda competencia, comenta que en la previa sintió una “emoción tremenda” que jamás olvidará.
Esa Doble, como rememora, fue la “más larga de la historia”, con tres etapas de más de 200 kilómetros. Después, estuvo en las de 2013, 2014, 2016, 2017, 2018 y 2019. “Es una alegría muy grande”, suma aferrado a cada edición.
Viaja al 2014 y valora la concentración en Italia con la Sub 23 y la “buena preparación”. Al regresar, corrió la Vuela a San Juan. Ya en enero de 2015 compite en el Tour de San Luis, se quiebra el tobillo y se pierde la Doble.
-N: ¿Qué te genera la bicicleta?
-M: Es algo que ya lo tengo como un estilo de vida. Digamos, es algo como normal. Después de 20 años, se forma como una rutina y, además, te sirve como para despejarte un poco de lo que es toda la cotidianidad de la vida.
Por la pandemia, lamenta las “bastantes pausas” que debió soportar. Ahora, está con “muchas ganas” de disfrutar el calendario septiembre-marzo, algo que agrega sin dejar pasar lo clave que resulta el entrenamiento.
-N: ¿Cómo definís lo que sentís por esto?
-M: Yo de la bici puedo hablar todo el día. Sin dudas que es una pasión, y más en nuestra ciudad.
Mariano disfruta de sus 27 años, porque sabe que lo mejor está por venir. “Mi sueño sería intentar ser protagonista nuevamente en otra edición de la Doble”, deja para el final.

Fuente: Notigé

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin