Press "Enter" to skip to content

A un año del primer caso de COVID en Bragado: enfermeros del vacunatorio compartieron un mensaje a la comunidad

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Hicieron énfasis en la necesidad de seguir con los cuidados, la importancia de la vacunación y lo difícil que fueron estos meses. También agradecieron el acompañamiento de la gente.

Se cumplió un año de la detección del primer caso de Coronavirus en Bragado y los enfermeros del Hospital San Luis, que se encuentran trabajando en la posta de vacunación, compartieron un mensaje que fue dirigido a toda la comunidad.
La iniciativa salió de parte de los propios enfermeros que en la puerta del salón parroquial Santa Rosa se reunieron y portando carteles con distintas frases, contaron cómo vivieron este año de pandemia.
Aseguraron que el momento en el que se conoció la existencia del primer caso de COVID en la ciudad los marcó mucho, invitó a los vecinos a que no duden en acercarse a la posta de vacunación para hacer cualquier tipo de consulta y que la idea es poder seguir difundiendo la campaña.
“Les pedimos a todos que no nos relajemos. Empezaron las clases, hay que cuidar a los maestros y hay que cuidar a todos los empleados. Si bien llegan las vacunas, no tenemos la cantidad que se necesitan por eso hay que cuidarnos como lo veníamos haciendo” subrayaron.
Asimismo reconocieron que fueron meses muy difíciles para todos, pero en especial para quienes estuvieron en “la primera línea de batalla” en el Hospital San Luis, lugar que recibe a los casos sospechosos y positivos.

EL PRIMER PACIENTE CON COVID EN BRAGADO
“Se vivió con mucha angustia ese día por estar viviendo algo que no sabía de donde nos llegaba y hasta donde llegaría. Hoy a un año vemos, con la perdida de amigos y vecinos de la comunidad, que no nos podemos relajar. Tenemos que seguir con la vacunación y con todos los recaudos para que no tengamos que estar encerrados como el año pasado” expresó una de las enfermeras presentes.
Agregaron que era angustiante regresar a sus casas sin saber si habían contraído el virus, más allá que todo el personal intentaba cumplir con todos los cuidados requeridos.
“Tuvimos la perdida de compañeras enfermeras que también nos marcó, fue muy fuerte. Compañeros que se infectaron y hoy seguimos dando batalla en la sala COVID y Terapia Intensiva”.
Griselda es otra de las enfermeras que estuvieron participando de la actividad en el vacunatorio y su sector en el hospital es Terapia Intensiva.
Contó que sienten el reconocimiento de la comunidad desde un primer momento, aun en las situaciones más complejas como fue el pico de contagios: “Estábamos muy agotados más allá de que venimos preparados para ciertas cosas. Esto superó todo pero siempre agradecidos a la gente por el acompañamiento”.
Se sumó al pedido de que se continúen con las medidas y los cuidados, destacó que la vacunación es muy importante pero que todos deben aportar “su granito de arena”.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin