Abrazos gratis, un mimo al alma

Finalizó otra jornada de abrazos gratis, “y nos fuimos más llenos que nunca” así lo menciona la familia Andrés, quienes conforman la Fundación Abrazos que Calman.
Esta iniciativa surgió en el año 2019, primer día de la madre que Nancy no tenía a su hijo Juan Gabriel.
“Decidí ese día salir a la plaza, justo en ese lugar y este año lo repetí. Salí a transformar ese día triste y mi dolor en algo que me ayudara a mi también, porque no solamente damos abrazos, sino también nos ayuda a nosotros”.
Esa fue la primer experiencia que tuvieron de abrazos gratis, estando siempre acompañados por sus amigos.
“Fue una experiencia muy sanadora” ese mismo año volvieron a repetir, y al siguiente, en la ciudad vecina de Chivilcoy, la cual colmó sus expectativas, “la gente misma se acercaba a recibir ese abrazo y gente de todas las edades”.

Luego con la llegada de la pandemia no pudieron hacer nada con dar abrazos, debido a que el contagio se daba mediante el contacto, así que este año, al fin, tuvieron la “libertad de poder abrazar”, desde la fundación y junto a más padres.
En este 2022 su propuesta fue decirles a esas mamás que este año no tenían a sus hijos, que pudieran transformar ese dolor en amor, en abrazar, “porque no solamente el objetivo de dar abrazos gratis es para aquella persona que perdió un ser amado, sino para toda aquella persona que necesite de ese abrazo, que necesite de una contención, o simplemente sentir que no está sola” decidieron transformar este día, que para muchos es un día feliz, y para otros no tanto, en un día agradable, un día donde el amor rondaba por todas partes, dónde se acercaron pequeños de muy corta de edad, preguntando que era un abrazo, cómo también entablaron diálogo con diferentes mamás haciendo hincapié de la falta que hace en la sociedad “el abrazo”, el expresar, el demostrar lo que sentimos y de cómo nos hace sentir, de cómo nos contiene, “creo que la vida diaria, las ocupaciones y las obligaciones nos atrapan a qué esto se vaya perdiendo.

Muchos niños se acercaron y querían ese abrazo, “esto fue de mucha bendición y de mucha sanidad para mí cómo madre” mencionó Nancy.
Macarena, nos cuenta también, algunos puntos de gran interés para que podamos tomar dimensión acerca de “lo IMPORTANTE que son los abrazos” ya que “reducen el estrés y la tensión, aportan seguridad y protección, promueven bienestar y calma, mejoran la autoestima, empoderamiento, regulan el estado de ánimo, estimula la capacidad sensitiva, refuerzan los procesos de memoria y aprendizaje. La dopamina aumenta el buen humor y la motivación. Las emociones también asientan los recuerdos”.
Por eso, esta familia y todos los que estuvieron este día domingo dando amor agradecen a cada uno que se acercó y se dejó abrazar, “continuamos convirtiendo el dolor en amor, todo va a estar bien”.

Compartir en: