Press "Enter" to skip to content

Acuña: «Está claro que hubo un cambio de postura en dirigentes que hasta hace poco estaban encantados con el aislamiento»

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El presidente del Comité local de la Unión Cívica Radical (UCR), dialogó con La Voz sobre los principales temas de la política local y provincial. El renacer de la Mesa de Juntos por el Cambio, la crisis del COVID-19 y hasta las internas partidarias de octubre, fueron los temas que merecieron la opinión del dirigente.

-Pasaron casi tres meses desde que el presidente del Comité local de la Unión Cívica Radical (UCR), Rafael Acuña, propusiera un plan de salida de la cuarentena obligatoria por COVID-19, con el argumento de que la economía nacional y las pequeñas y medianas empresas se estaban «desplomando».
Pasaron días y varios cuestionamientos hacia su postura, pero, sobre todo, el tan anunciado pico de la pandemia parece haber llegado al país y a la región. En contrapartida, varias de sus sugerencias de entonces comenzaron a concretarse: La actividad comercial recuperó algo de terreno y el gobierno de la Provincia de Buenos Aires acaba de anunciar nuevas pautas que permitirán a los municipios escalar con algo más de facilidad hacia el objetivo de la Fase 5.
En un extenso diálogo con La Voz, el dirigente volvió a expresar su postura sobre el tema que generó discusión, pero en un escenario diferente al de entonces. Además, se refirió a otros temas de actualidad en la agenda política local: la reactivación de la Mesa de Juntos por el Cambio y el llamado a elecciones internas dentro del partido, previstas para el 11 de octubre, en medio del contexto de crisis sanitaria.

En su momento, planteó la necesidad de autorizar una mayor apertura a la actividad comercial e incluso que los comercios de barrios pudieran trabajar los domingos y recibió críticas de algunos vecinos, dirigentes de la oposición y hasta algún Intendente de su propio partido. Hoy, que la pandemia parece estar en lo más parecido al pico, ¿sigue pensando lo mismo?
-Yo no he cambiado mi forma de pensar, y el tiempo lamentablemente me terminó dando la razón. Gestionar la pandemia sólo desde el aspecto sanitario, dejó sin atender debidamente los graves efectos económicos y sociales, generados por un aislamiento social tan riguroso.
Sin embargo, veo un cambio en la sociedad en los últimos 30 días, la población empezó a perder el miedo al COVID-19 y hoy el centro de la escena en la opinión pública es recuperar el trabajo y la actividad en aquellos que se han visto más perjudicados.
También advierto un cambio de postura en muchos dirigentes políticos que hasta no hace mucho estaban “encantados” con el aislamiento. Creo que se han dado cuenta que al gobierno nacional no le queda más hilo en el carretel para tener por mucho tiempo más a la gente encerrada.
Por otro lado, estimaciones del FMI o de la CEPAL, indican que nuestra región va a perder entre un 10 y un 15% del PBI, eso implica más pobreza y más desempleo, estimándose que unas 50 millones de personas son los nuevos pobres de América Latina.

-En una de sus últimas declaraciones, usted cuestionó que el intendente Vicente Gatica hacía tiempo no convocaba a la Mesa de Juntos por el Cambio. Por lo visto, lo escuchó, porque se han reunido en los últimos días…
En los últimos 20 días, tuvimos cuatro reuniones de la Mesa de Juntos por el Cambio con el Intendente; dos presenciales y dos virtuales. El diálogo es parte de la naturaleza humana y es condición indispensable en el ejercicio democrático de la política.
Que el intendente nos haya dado la oportunidad de reunirnos y escucharnos, y de intercambiar opiniones sobre la realidad actual, es un buen logro. Soy de la idea de que no podemos abandonar este ejercicio que ayuda a la sana construcción política.

¿Cuáles fueron los temas que trataron en estos encuentros?
-El tema principal de las convocatorias ha sido como abordar de la mejor manera y desde la gestión municipal la pandemia del COVID-19, cuyos efectos sanitarios, económicos, psicológicos y sociales han generado efectos sin precedentes en nuestra comunidad.
Los gobiernos locales deben recuperar mayor autonomía en las decisiones, y ese fue principalmente el aporte que le hicimos al Intendente en estas reuniones.
Personalmente creo que debemos alzar la voz y decir con toda claridad que no aceptamos retroceder de fase y eso se vio plasmado en las decisiones que se tomaron en las últimas horas.

Usted vence su mandato próximamente como presidente de la UCR y recientemente se presentó como referente de Evolución Radical. Su correligionaria, la concejal Eugenia Gil, referente de la línea de Abad, llamó a la unidad, en un claro mensaje al sector de que usted integra, ¿cuál es su postura?
-Yo estoy de acuerdo con la concejal Gil y no voy a descansar ni escatimar esfuerzos para lograr la unidad de mi partido.
De hecho, recientemente intercambiamos opiniones en un zoom del partido sobre esto. Pero tengo que decir también que aquellos que hablan de unidad son los que más están en los medios de comunicación hablando de la interna de octubre. No es mi caso, intento ocupar mis energías en otra cosa.
Somos muchos los radicales que pensamos así, por eso imagino un gran acuerdo, no sólo de nombres, sino programático, imagino un radicalismo que no esté subordinado a los designios del intendente, que pueda liderar con sus hombres y mujeres un proyecto que incluya al arco opositor, a nivel provincial y nacional, y compartamos la idea de defender la República.
En ese gran acuerdo programático, no pueden estar ausentes nombres como (los exintendentes) Orlando Costa y Ernesto Figueras, pero también Alfredo Godoy o Gustavo Benalal, por nuestra rica historia y por lo que han dado a nuestro partido.

Algunas opiniones tildaron de inoportuno el llamado a internas por parte del Comité Provincia. ¿Qué piensa al respecto?
-Lamento que en medio de tanta incertidumbre los radicales tengamos que hablar de internas partidarias y no de cómo contribuimos a recuperar y fortalecer nuestro tejido social y económico hoy severamente debilitado. El llamado resultó inoportuno, a tal punto que debe ser histórico que de 24 integrantes que tiene el plenario del Comité Provincia UCR, sólo 15 integrantes votaron a favor del llamado a internas.

Compartir artículo enShare on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin